Cuatro horas de bloqueo en la Autopista del Sol para exigir la presentación de Gonzalo Molina

108


También se manifiestan frente al Congreso y las oficinas de Bienestar Social
Durante cuatro horas, integrantes de la Policía Comunitaria y estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa bloquearon la Autopista del Sol en la entrada sur de Chilpancingo, exigieron la presentación con vida de Gonzalo Molina González y su familia, desaparecidos desde la noche del 26 de marzo en la Ciudad de México.
Alrededor de las 14:00 horas, integrantes de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), provenientes de los municipios de Tixtla y la zona rural de Acapulco, llegaron al punto conocido como el Parador del Marqués, en la entrada sur de Chilpancingo y se plantaron sobre los carriles sur-norte para ratificar su planteamiento único, la presentación con vida de Gonzalo Molina, sus hijos y su yerno.
Estuvieron acompañados por estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, el Movimiento por la Liberación de los Presos Políticos en el Estado de Guerrero (MOLPEG) y del Taller de Desarrollo Comunitario (Tadeco).
Aunque al lugar se movilizado elementos de la Policía Federal (PF) y de la Secretaría de
Seguridad Pública (SSP) del gobierno estatal, decenas de ellos con equipo antimotin, no se registró ningún incidente con los manifestantes.
Los que sí increparon a los activistas fueron varios grupos de automovilistas que les solicitaron se abriera la circulación para llegar a sus destinos, principalmente el puerto de Acapulco.
Aunque hubo fuertes intercambios de palabras, los ánimos nunca se desbordaron y la protesta permaneció hasta después de las 18:00 horas, cuando los manifestantes se replegaron para permitir la reapertura de la circulación de los vehículos.
Las actividades no culminaron ahí, los comunitarios, estudiantes se trasladaron a la caseta de peaje de Palo Blanco, lugar en el que levantarían las plumas y solicitarían el respaldo económico de los usuarios de la Autopista del Sol.
El argumento para dicho traslado fue que realizarían un trabajo de boteo, con la intención de obtener recursos para financiar las acciones que van a desarrollar hasta que Gonzalo sea presentado con vida.
La marcha hacia el Congreso y las oficinas de Bienestar hijos
La mañana del viernes, los estudiantes de la Normal Rural, policías comunitarios e integrantes del Movimiento por la Liberación de los Presos Políticos se concentraron en el monumento a las banderas, para de ahí comenzar una marcha hacia la parte sur de la ciudad.
Entre los representantes de las organizaciones avanza la profesora Roberta Campos, activista que el jueves 28 de marzo increpó a un grupo de diputados del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) por perder el tiempo en trivialidades y no desahogar asuntos que son urgentes, como la desaparición de Gonzalo Molina y su familia.
El contingente hizo una primera escala en el Congreso local, para reclamar la indiferencia con la que los diputados han manejado el asunto, por eso es que realizaron pintas en las inmediaciones del Palacio legislativo, con la intención de reflejar el malestar que les genera el manejo que la fracción mayoritaria ha dado al asunto.
Al frente de la protesta se colocó Arturo Campos Herrera, ex coordinador de la Casa de Justicia de El Paraíso, municipio de Ayutla de los Libres y quien fuera compañero de prisión de Molina González.
Después de hacer presencia en el Congreso, la marcha se dirigió hacia el edificio que ocupa la Secretaría de Bienestar Social, que es donde despacha Pablo Amilcar Sandoval Ballesteros, delegado en Guerrero del Gobierno de la República.
Las protestas no derivaron en disturbios mayores.

Los comentarios están cerrados.