Detienen al director y custodios del Cereso de Acapulco

27

Familiares se trasladan al Semefo para reclamar sus muertos 
Acapulco, Gro.- Los disparos rompieron el silencio al interior del penal de Las Cruces en Acapulco, la madrugada de este jueves convictos del módulo de máxima seguridad, sostuvieron un violento enfrentamiento.
La disputa motivó que autoridades ministeriales detuvieran al director del penal, Miguel Ángel Gómez Garduño, y la totalidad de elementos de seguridad y custodia, incluyendo los jefes de las diferentes áreas.
Tras más de seis horas de violentas disputas que dejaron 28 muertos, cinco de ellos los decapitados y degollados, así como tres más con lesiones leves, fueron las consecuencias del desquite entre los procesados.
Se acusa que constantemente eran víctimas de golpizas, extorsiones, malos tratos, y hasta amenazas con inyectarlos con jeringas infectadas con VIH, según el testimonio de una madre de un interno.
Eran casi las cuatro de la madrugada, cuando los reos de un grupo delictivo se enfrentaron contra otra camarilla de internos, se indica que primero se escucharon disparos, luego gritos y más disparos.
En medio de la obscuridad los reos libraron una cruenta batalla que durante las siguientes horas dejó un saldo sangriento.
La madrugada del jueves, en el penal de Las Cruces en Acapulco, dejó un saldo preliminar de cinco internos del fuero federal muertos y tres lesionados.
Más tarde, al filo del mediodía, cuando personal de la Gendarmería, de la Policía Estatal de la Unidad de Fuerzas Especiales, ingresaron al penal para tomar de inmediato el control y aplicar los protocolos.
Los hechos iniciaron aproximadamente a las 04:00 horas, los reos procesados se amotinaron, se enfrentaron y hubo disparos de arma de fuego, en medio de la obscuridad se desató una cruenta lucha que dejó el saldo ya mencionado y los cuerpos aparecieron apilados en una de las puertas.
El Centro de Reinserción Social (CERESO), se encuentra ubicado en la colonia Libertadores, en la zona conurbada de Acapulco, ahí llegaron unos 400 efectivos del Ejército mexicano, Policía Federal, Gendarmería, Fuerzas Especiales del Estado, el Grupo de Operaciones Especiales de la Fiscalía General del Estado.
El penal de Las Cruces, tiene más de 45 años en que se construyó en la zona conurbada del puerto, tiene una capacidad para mil 500 internos, con una zona exclusiva para mujeres y un MS, para reos federales.
Aunque las autoridades estatales reconocen que tiene una sobrepoblación del 27 por ciento, es decir más de dos mil 200 internos. En la calle del Fútbol, se colocaron patrullas y retenes para tener un mayor control del acceso al Cereso de Las Cruces y no permitieron el paso de civiles, ni estudiantes ni trabajadores de los diez juzgados del Poder Judicial del Estado.
Durante más de tres horas, tres helicópteros del gobierno estatal, de Seguridad Pública de Guerrero y de la PF, realizaron sobre vuelos en la zona del penal.
En tanto las familias de los inculpados fueron contenidas en un primer reten, sobre la calle del Fútbol en la colonia Libertadores, donde estaban efectivos de la Policía Estatal, unos 70 metros más había un segundo bloque de agentes y en el primer acceso al penal, unos 40 antimotines.
Fue a las 14 horas cuando unas 300 personas, en su mayoría familiares de los reos del penal de Las Cruces, irrumpieron con violencia y entre gritos y reclamos tiraron la valla metálica.
Tras haber pasado, fueron contenidos con elementos de la Gendarmería, de la División de la Policía Federal, que impidió el paso a manifestantes, que exigía “queremos información, queremos información, queremos información”.
Una mujer encaró a uno de los uniformados y le exigió que dieran a conocer la lista de los muertos. Al final se les informó y poco a poco se empezaron a retirar del perímetro del Cereso.
Los fallecidos tras el violento enfrentamiento son: Bernardo Ruiz Chegot, José Ángel Rivera Gutiérrez, Fortino Roque Muñoz, Edson morales Orozco, Erik Daniel Serrano Soto, Uriel Mendoza Barrera, Arturo Ponce de la Rosa, Ricardo Reséndiz Hernández, Alberto García Florentino.
Además Cesáreo López Encarnación, Cesar Giovani Núñez Segura, Alberto Tonatiuh Ortiz García, Francisco Guevara Viveros, Miguel Ángel Hernández Bautista, Rubén Alcocer Ulloa
Dionisio Choro Simón, René Brayan Campos Andraca, Ramón Petatán Liborio, José Isidro Pérez González.
Así como Leonel Radilla Moreno, Eduardo Nava Gutiérrez, Carlos Abel Alvarado Muñoz,
Víctor Manuel Campos Mónica, Saúl Barueta Rosas, José Trejo Hernández; Jonathan Martínez Hernández, Jairo Martínez Hernández, Jorge Barrientos Ortega, información que dio a conocer el vicefiscal José Antonio Bonilla.
Cabe mencionar que hace seis años, el pasado 23 de junio también se suscitó un motín en el penal porteño, con un resultado de tres internos muertos, uno de ellos decapitado por los mismos reos.
Al final en las instalaciones del Semefo de la Fiscalía Regional de Acapulco, se informó por parte de un grupo de familiares que con anterioridad habían hecho del conocimiento a las autoridades las anomalías que se estaban presentando al interior del centro penitenciario de Acapulco.
Acusan que autoridades penitenciarias y los reos de un grupo delictivo, identificado como el Cartel Independiente de Acapulco (CIDA), se coludieron y señalan al director Miguel Ángel Garduño, al jefe de seguridad Eduardo Pineda y al personal de Seguridad y Custodia de los dos turnos de permitir el autogobierno, la extorsión y las infecciones con jeringas con VIH.

Los comentarios están cerrados.