Durante dos días, civiles armados atacan a la comunidad de El Naranjo

125

En la Sierra de Leonardo Bravo
Durante dos días consecutivos, civiles armados dispararon en contra de la comunidad de El Naranjo, ubicada en la Sierra de Leonardo Bravo, lo que mantiene a la mayoría de sus habitantes refugiados en sus viviendas.
De acuerdo con pobladores, el primer ataque se registró alrededor de las 17:30 horas del domingo 30 de junio, cuando los civiles armados se apostaron en la parte alta del cerro del Cantón, de donde abrieron fuego en contra de las viviendas.
Los lugareños se refugiaron en sus viviendas, la mayoría con techos de lámina de cartón y galvanizada, muy pocas con losas de concreto.
El primer ataque del domingo culminó alrededor de las 19:00 horas, sin que los disparos alcanzaran a los lugareños, sin embargo, ninguno salió a realizar sus actividades durante la jornada del lunes.
Eso implicó que las escuelas del lugar no abrieron sus puertas y los hombres no salieron a trabajar la tierra, pese a que la mayoría recientemente sembró y está en la etapa de fumigar, además de depositar el poco fertilizante que les ha llegado.
Para el lunes 1 de julio las hostilidades continuaron, pues de 08:00 A 09:00 horas, los agresores, que llegaron aparentemente de Tres Cruces y El Miraban, volvieron a disparar a discreción.
Nuevamente los pobladores se ocultaron en sus viviendas hasta que cesaron los disparos, dicha medida evitó que se tuvieran personas lesionadas.
Durante la tarde del lunes, cuando comunicadores de la capital de Guerrero acudieron a la población de referencia, para confírmar lo reportado en algunas redes sociales, encontraron a la mayoría de los pobladores ocultos en sus domicilios.
Los hombres dijeron que a partir de los disparos decidieron no salir a trabajar al campo, además de que evitan reunirse en grupos en la vía pública para no convertirse en blanco fácil de los agresores, que al parecer permanenecen ocultos en los cerros.
Pidieron el apoyo del Ejército Mexicano y de la Policía del Estado, pues mientras no acudan a verificar lo que pasa, estarán expuestos a nuevos ataques.
El Naranjo se encuentra en un punto medio entre la cabecera municipal de Leonardo Bravo y el corredor geográfico que integran Filo de Caballos, Campo de Aviación y Los Morros, pueblos que desde noviembre de 2018 mantienen bajo su control cientos de civiles armados que llegaron desde Heliodoro Castillo.
Hasta el momento, el saldo de las agresiones es de un caballo muerto, el cual fue alcanzado por las balas en el potrero de una vivienda, los habitantes temen que haya más animales afectados.

Los comentarios están cerrados.