El Congreso condena las desapariciones y asesinatos de jóvenes en Chilpancingo

107

Necesario evitar que las policías municipales sean cooptadas por el crimen

El Congreso local condenó la desaparición y asesinato de los jóvenes Marco Catalán y de Jorge Arturo Vázquez en el inicio del año, también solicitó que las autoridades centren sus esfuerzo en la búsqueda y localización con vida de los jóvenes Efraín Andoney Patrón Ramos, Abel Aguilar García, Jacobo Pérez López y Cristhian Isidro Ávila Martínez, todos ellos declarados como desaparecidos.

En la tribuna del Congreso local, el presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Congreso, Ricardo Mejía Berdeja recordó que en los casos de Marco Catalán y Jorge Arturo Vázquez, la información que existe va en el sentido de que fueron detenidos por elementos de la policía municipal de Chilpancingo, para luego ser entregados a supuestos integrantes de la delincuencia organizada.

Desatacó que lo mismo ocurrió con la desaparición de tres jóvenes, quienes fueron detenidos y desparecidos, para luego arrojarlos vivos en un paraje solitario, con claras huellas de tortura.

 Mejía Berdeja denunció también que familiares de Efraín Patrón Ramos y de Abel Aguilar García, solicitaran hacer público que luego de que el Fiscal General del Estado les citara a una reunión, éste simplemente no se presentó a la cita que, según familiares, él mismo había convocado.

Ese plantón a los familiares, dijo que habla de la gran irresponsabilidad con la que se manejan estos asuntos en la Fiscalía de Guerrero.

Explicó que después de los hechos registrados el 26 de setiembre de 2014 en Iguala, luego de que quedó acreditada la participación de las policías municipales de dicha ciudad y de Cocula, hoy se vuelve a registrar la intervención de estas corporaciones en un acto de esa naturaleza.

Reprochó que en el caso de Marco y Jorge solo haya un detenido, pues lo mismo sucedió en el caso de las investigaciones que se desarrollan en torno al asesinaro de Demetrio Saldívar Gómez, el extinto secretario general del PRD en Guerrero, “pues de un detenido no pasa”.

El legislador consideró importante implementar acciones para que ya no se utilice a las policías como operadores de la delincuencia organizada.

 “Saludamos que la policía estatal haya asumido el control, pero no puede estar supliendo la complicidad o la incapacidad de los alcaldes más aun cuando la policía estatal es insuficiente”, dijo el representante popular.

Los comentarios están cerrados.