En marcha, dispositivo de seguridad para el corredor carretero Chilapa-Tixtla-Chilpancingo

17


La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) instaló tres puntos de vigilancia en el corredor carretero que va de Chilapa hacia Chilpancingo, aunque todavía no se restablece plenamente el servicio de transporte público.
La tarde del 26 de septiembre, cuatro hombres armados interceptaron un autobús que de manera emergente ofrecía el servicio de transporte a los usuarios de la ruta Chilpancingo, Tixtla y Chilapa, ya que desde hace varios meses las urvans de dicha ruta comenzaron a ser hostigadas por el crimen organizado.
Durante la semana, maestros de la Montaña baja protestaron en Tixtla y Chilpancingo para exigir al gobierno estatal transporte y seguridad, ya que al no estar en circulación las urvan del servicio públicos, ellos no pueden llegar a sus centros de trabajo, lo que perjudica la instrucción de miles de alumnos.
La mañana del 28 de septiembre, el gobernador Héctor Astudillo Flores anunció la puesta en marcha de un operativo de vigilancia en dicha ruta, con la intención de garantizar el traslado de todos los usuarios del servicio de transporte público.
El jefe del Poder Ejecutivo local reconoció que dicho corredor carretero es sumamente complicado, por lo que se requiere que las autoridades del estado y la federación hagan acto de presencia.
La tarde del viernes 29, la SSP instaló puntos de vigilancia en las comunidades de Zoquiapa y El Limón, en los libramientos a Tixtla y en el punto conocido como el Ahuejote, para inhibir la actuación de los grupos delictivos.
Entrada la tarde, la dependencia informó que no se registraban incidentes, y que los automovilistas circulaban sin reportar novedades.
Sin embargo, todavía no se ha regularizado la actividad en las urvans que de Chilapa van hacia Tixtla y de ahí hacia Chilpancingo.
       

Los comentarios están cerrados.