En Montaña y Costa Chica, la crisis de la amapola provoca desplazamientos forzosos

124


·Igual que en la Sierra, piden el respaldo de los tres niveles de gobierno
Rogelio Agustín
Comisarios de la Montaña y Costa Chica reportaron que a consecuencia de la crisis generada por la caída en los precios de la amapola, hay pueblos completos que se ven en la necesidad de desplazarse, con la intención de mejorar sus condiciones de vida.
La mañana del lunes, un grupo de comisarios pertenecientes a comunidades de San Luis Acatlán, Tlacoapa, Malimaltepec, Chilapa, Copanatoyac y Hueycantenango, llegaron a Palacio de Gobierno para solicitar una reunión de trabajo con el gobernador Héctor Astudillo Flores.
Los representantes forman parte del Consejo Indígena y Popular Emiliano Zapata (CIPEZ), que desde 2018 ha solicitado la instalación de varias mesas de trabajo con los tres niveles de gobierno.
En el encuentro habrían de entregar un documento en el que plantean las necesidades que arrastran, como son la asignación de personal que cubra las vacantes que existen en el sector Salud y Educación, además de la urgente rehabilitación de escuelas y los caminos.
En el caso de los productores de granos básicos en la Montaña y Costa Chica, dijo que fueron excluidos los habitantes de por lo menos 180 pueblos, quienes no estuvieron en condiciones de cumplir con todos los requisitos que se les plantearon en el esquema que aplicó la administración federal actual.
A pregunta expresa, Amador Cortés Robledo, uno de los representantes del grupo de comisarios, reconoció que en esas zonas, que se encuentran muy alejadas de la Sierra, la caída en el precio de la amapola también tuvo un efecto muy negativo.
“Lamentablemente eso motiva el desplazamiento masivo de pueblos, porque el enervante servía aunque fuera para la subsistencia, porque la gente sembraba para obtener un ingreso, pero ante la baja que se registra en el precio del enervante, pues la gente se ve en la necesidad de desplazarse y salir fuera de sus pueblos”, anotó.
Cortés Robles sostuvo que hay municipios como Atlamajalcingo del Monte, donde las comunidades han quedado casi desiertas, porque la gente se mueve para buscar la manera de garantizar el sustento de sus hijos.
En el caso de Chilapa y José Joaquín de Herrera, la situación es más complicada por los niveles de violencia que se recrudecieron durante los últimos años.
También señaló que en la parte alta de San Luis Acatlán, en la ruta que comunica a la Costa Chica con la Montaña existen problemas muy serios, por lo que admitió que hace falta un mayor respaldo por parte de los tres niveles de gobierno.

Los comentarios están cerrados.