Encuentra seis bolsas con restos humanos en caverna de Chilpancingo

123

En el tercer día de búsqueda de fosas clandestinas
La Fiscalía General de la República (FGR) extrajo seis bolsas con presuntos restos humanos de una caverna ubicada cerca de la comunidad de Coapango, en la sierra de Chilpancingo.
Este miércoles se realizó la tercera expedición a esa zona, en una actividad convocada por diversos colectivos que buscan en fosas clandestinas a sus familiares desaparecidos.
Los activistas acudieron a la zona el día lunes, acompañados por la FGR, tras recibir denuncias anónimas sobre la existencia de una caverna que era utilizada por los grupos delictivos para deshacerse de los cuerpos de sus víctimas.
Sin embargo, tuvieron que regresar sin explorar la cavidad porque no llevaban el equipo necesario ni personal capacitado para realizar ese tipo de descensos.
El martes regresaron al lugar y exploraron la caverna con el apoyo de brigadistas de la Brigada Humanitaria de Paz Marabunta, quienes cuentan con equipo y preparación en rapel. Ese día ubicaron los restos óseos de al menos dos personas.
Este miércoles, los colectivos de familiares, brigadistas de Marabunta y personal de la Fiscalía General de la República volvieron a inspeccionar la caverna.
Se constató la extracción de al menos seis bolsas, presuntamente con restos humanos.
Según comentarios de los presentes, en las diligencias del martes y el miércoles se habrían extraído huesos de entre seis y siete personas, de acuerdo con las cráneos que se localizaron.
Sin embargo, no fue posible confirmar esa información porque los peritos subieron las bolsas a una ambulancia de Servicios Periciales de la FGR tan pronto las extrajeron de la caverna y fueron trasladados a la Ciudad de México.
La agente del Ministerio Público (MP) adscrita a la Fiscalía General de la República ordenó que se ampliara el perímetro acordonado alrededor de la caverna, para impedir que los periodistas documentaran el hallazgo.
Cuanto los fotógrafos trataron de realizar su labor, la agente del MP se acercó y los confrontó visiblemente alterada.
La funcionaria, quien se negó a identificarse, reprochó la información que se publicó en los medios de comunicación sobre las diligencias del martes y dijo que le llamaron la atención de oficinas centrales de la FGR.
Advirtió que no se daría información sobre los hallazgos de este miércoles y ordenó que el perímetro se extendiera otros 20 metros para impedir el trabajo de los periodistas.
Ante esta situación, los reporteros optaron por subir a una colina contigua, para documentar desde ahí las diligencias.
Una vez más, la agente del Ministerio Público se molestó con la labor de la prensa y ordenó a los integrantes de los diferentes colectivos que colgaran cobijas alrededor de la caverna, para obstruir por completo la vista.
Después, la agente del MP ordenó que se encendiera una fogata con ramas y basura, de tal manera que el humo impidiera la visibilidad.
Cuando el humo inundó la zona, los peritos aprovecharon para sacar las bolsas cerradas y meterlas a la ambulancia de Servicios Periciales.
En al menos dos ocasiones, la agente del MP solicitó a los elementos de la Policía del Estado que impidieran el trabajo de los reporteros, a lo que ellos se negaron.
Visitadores de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG) acompañaron por tercer día consecutivo a los colectivos de familiares de personas desaparecidas.
La actividad de este miércoles fue resguardada por un grupo de la Policía del Estado. También hubo presencia de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC)

Los comentarios están cerrados.