Incertidumbre por el fertilizante polariza al Congreso local

98

La oposición advierte sobre crisis alimentaria
Morena sostiene que solo politizan el tema
Diputados del Congreso de Guerrero polemizaron respecto al retraso en la distribución del fertilizante gratuito a los campesinos; mientras los diputados de oposición advirtieron la posibilidad de una crisis alimentaria, la bancada de Morena los acusó de politizar el tema.
El tema fue llevado a Tribuna por el diputado priísta Héctor Ocampo Arcos, ex subsecretario de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Rural de Guerrero (Sagadegro).
Recordó que el pasado 08 de mayo se dio el banderazo de inicio del programa nacional de fertilizante para este ciclo agrícola, el cual incorpora también un paquete tecnológico que incluye semilla híbrida de maíz.
Sin embargo, advirtió que a 13 días de distancia «preocupa sobre manera la lentitud con la que se han abastecido los 133 centros de distribución de Segalmex».
Además, criticó la determinación de abastecer en una primera etapa únicamente los 73 centros de distribución ubicados en las regiones Norte, Montaña y Tierra Caliente, las cuales han recibido «un volumen mínimo».
Ocampo Arcos puntualizó que el año pasado a estas fechas, la región Norte ya había recibido 31 mil 444 toneladas, entre sulfato de amonio y fosfato diamónico 18-46-0.
Al día de hoy, sólo 21 centros de la zona Norte han sido abastecidos con mil 262 toneladas, lo que representa apenas el cuatro por ciento del volumen total que reclama esa región.
Detalló que ha llegado a Guerrero un promedio de 2.8 trailers por día. «A ese ritmo estaríamos incumpliendo con los campesinos en la entrega oportuna de fertilizante, con el consecuente desplome en la producción de maíz en Guerrero».
También acusó que el nuevo registro de productores no cumplió con su cometido de «contar con un padrón confiable».
Indicó que en este nuevo padrón se regisraron 871 mil 177 hectáreas de producción, cuando en realidad se siembran 501 mil 889 hectáreas entre maíz, frijol y arroz, según los datos estadísticos del sistema.
«No sabemos quiénes van a recibir este insumo, del que además hay cantidades insignificantes en los centros de distribución. Ni tenemos físicamente el fertilizante ni sabemos a quién se lo vamos a entregar y estamos a escasos 15 días de iniciar el periodo de siembra para el ciclo agrícola primavera-verano», alertó el legislador priísta.
Incluso señaló que «en partes altas de la Montaña y la Sierra hay evidencia de que muchas áreas fueron sembradas» sin que llegara el fertilizante.
Ocampo Arcos consideró que las instancias ejecutoras del programa de fertilizante «están fallando y al final, quienes van a sufrir las consecuencias, son los productores de Guerrero donde la mayoría son de autoconsumo».
Advirtió que el campo «no puede esperar más» la llegada del fertilizante, porque el temporal de lluvias ya inició.
Por ello, hizo un llamado a los diputados de todas las bancadas y expresiones políticas para manifestarse al respecto, pues alertó que «se están generando las condiciones para que surjan conflictos en el medio rural».
La 4T «va de reversa»
El coordinador de la bancada perredista, Celestino Cesáreo Guzmán, advirtió que el retraso en la entrega del fertilizante «será un verdadero polvorín si no se atiende correctamente».
De entrada, recriminó que las reglas de operación hacen casi imposible que los campesinos accedan al programa
«El 07 de febrero se abrió una ventanilla única para productores con una serie de requisitos que hoy muchos no han terminado de completar, con dependencias federales que no terminan de instalarse. Es casi imposible que se cumpla todo ese relajo que le están pidiendo al campesino», expuso.
Después asestó: «Creemos que el cambio de la cuarta transformación ya inició, pero va de reversa».
Cesáreo Guzmán subrayó que el 15 de mayo se marca el inicio de la temporada de lluvias «y el fertilizante no llega».
«Esto se me antoja seriamente grave. De permitirse esta demora (…) se puede anticipar una protesta social sin precedentes (…). El enojo empieza a ser presente en todas las regiones del estado», advirtió.
Denostación y falsedad, acusa Morena
Por su parte, el diputado morenista Marco Antonio Cabada Arias aseveró que las advertencias de la oposición son «denostación y señalamientos que no corresponden a la realidad».
Reconoció que «hay limitantes» debido a que «es la primera vez que se instaura una cuarta transformación». Pero insistió en que «es parte del proceso que está viviendo el país».
«No se hace con dolo», justificó el legislador de Morena. Después rechazó la posibilidad de que haya protestas sociales y acusó a Cesáreo Guzmán de «incitar a una revuelta»,
Su compañero de bancada Moisés Reyes Sandoval pidió a los diputados de oposición «no anticiparse a hechos que no suceden»
«Hay retraso, pero no por logística o incumplimiento de la palabra del presidente Andrés Manuel López Obrador», apuntó el morenista y argumentó que el combate a la corrupción que imperaba en este programa es la causa del retraso.
Una serie de abucheos se escucharon desde las curules.
«Le pido respeto a la bancada de enfrente», demandó Reyes Sandoval. Su petición fue respaldada por un llamado de atención de la presidente de la Mesa Directiva, Verónica Muñoz Parra.
El legislador continuó con su exposición sobre la corrupción. Aseveró que en los padrones de beneficiarios «había mucha gente que pedía fertilizante y no tenía tierra ni en las uñas de las manos»
Después afirmó que no es importante el retraso en la entrega del fertilizante, porque de cualquier manera «las lluvias no van a comenzar como antes debido al cambio climático.
«¡Ya empezaron!», le gritaron los diputados de oposición. «¡Pues yo no se dónde!», les respondió Reyes Sandoval. «¡En Taxco, en Iguala, en la Montaña, en la sierra!», le objetaron los priístas y perredistas.
«Bueno, pero no son las lluvias que nuestros campesinos necesitan», justificó el diputado de Morena. Después acusó: «Aquí hay una cuestión política».
En la recta final de su intervención, aseveró que los diputados tendrán que garantizar la logística para la entrega del fertilizante, en coordinación con el gobierno federal.
Acepten la realidad, exige Bernardo Ortega
El diputado perredista Bernardo Ortega Jiménez aseveró que «el tema del fertilizante le causa escozor y prurito» a la bancada de Morena.
«No debemos defender a ultranza (…), debemos aceptar la realidad. No ha llegado el fertilizante y las lluvias ya están cayendo», advirtió.
El legislador coincidió con su coordinador de bancada, Celestino Cesáreo Guzmán, en que «esto va a causar problemas sociales» y le aclaró al morenista Marco Antonio Cabada Arias que esa afirmación no es un llamado a que haya «revueltas».
«Celestino nunca dijo revueltas ni estallido social, dijo problemas sociales. Búsquelo en el diccionario para que sepa diferenciar una cosa de la otra, para que no ponga palabras en la boca de los demás», sentenció.
Después retó a los morenistas a «revisar las bodegas para ver cuánto fertilizante hay almacenado».
«Al final de cuentas deben de aceptar la crítica, porque mañana los campesinos se van a organizar, no los vamos a organiza nosotros aunque tenemos la capacidad, se van a organizar ellos solos», alertó.
El diputado priísta Olaguer Hernández Flores advirtió que en la sierra no ha llegado el fertilizante.
El también ex alcalde de Heliodoro Castillo aseveró que en esa región la situación es preocupante, ya que por la caída en los precios de la amapola, el maíz se convertirá en un grano fundamental para garantizar la subsistencia de los campesinos.
«La sierra no está contemplada en la primera etapa de distribución, eso es preocupante (…). No es un tema político, es un tema de prevención de alimentos (…). No es protagonismo, es prevenir la hambruna», alertó.
El legislador priísta propuso que se abra una convocatoria para que más proveedores participen en la entrega del fertilizante, de tal manera que se acelere el proceso.

Los comentarios están cerrados.