Los Tequileros están cercados, su área de influencia es muy reducida

0 16
  • Esperan dejarlos sin armas, municiones ni alimentación

El gobernador Héctor Astudillo Flores sostuvo que personal del Ejército Mexicano, la Policía del Estado y la Fiscalía General del Estado (FGE) mantienen un operativo de búsqueda contra la banda de “los tequileros”, en tanto que el ex diputado federal del PRD, Catalino Duarte Ortuño  sostiene que dicha organización delictiva está cercada en un perímetro de seis comunidades, en el municipio de San Miguel Totolapan.
La mañana del martes 7 de febrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores fue cuestionado sobre la situación que prevalece en San Miguel Totolapan, región de la Tierra Caliente, ante la posibilidad de que haya enfrentamientos entre la banda que dirige Raybel Jacobo Dealmonte y los grupos de autodefensa que operan en dicha localidad.
Explicó que personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Policía del Estado y la FGE mantienen un operativo de búsqueda en esta parte de la Tierra Caliente de Guerrero.
“Este grupo se encarga de buscar a quien tiene que buscar, pero además de evitar que haya confrontaciones”, dijo el jefe del Poder Ejecutivo local.
 
Están cercados        
 
Al respecto, el exdiputado federal Catalino Duarte Ortuño, quien sostiene que ha promovido la creación de grupos de autodefensa en comunidades de San Miguel, sostuvo que poco a poco, la fuerza de “Los Tequileros” se ha minado de manera importante.
“Ellos están en una zona muy reducida, cuando mucho de seis comunidades que en conjunto suman un promedio de 4 mil 500 personas; entre ellas La Gavia, Las Mesas, San Rafael, en una franja que no está a más de 20 minutos de la cabecera municipal”.
Ex ex representante popular refiere que en la Sierra de San Miguel, Jacobo Dealmonte y su banda casi no tienen presencia.
Dijo que tanto el gobierno del estado, como los grupos de autodefensa tienen bien clara la ubicación de la organización delictiva, pero no han dirigido un ataque final por cautela.
“No se ha hecho la detención porque considero que están esperando a que se  queden sin dinero, sin armas, municiones, sin comida y sin gente; no quieren arriesgar a los ciudadanos ni al personal de las corporaciones”.
Enfatizó que lo que se observa, es un trabajo de desgaste, lento, pero que en el mediano plazo habrá de arrojar resultados positivos.
 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.