Más de 4 mil 600 familias esperan la construcción de igual número de viviendas desde 2013

28

Por los destrozos de «Manuel» e «Ingrid» 
Integrantes del Consejo de Comunidades Damnificadas por la Tormenta Tropical Manuel y el Huracán Ingrid, en septiembre de 2013, denunciaron que ya suman cuatro años esperando que se construyan al menos 4 mil 600 viviendas que les ofreció el gobierno federal, al registrar la pérdida total de sus patrimonios.
Abel Bruno Arriaga, representante del Consejo de  Comunidades Damnificadas, que aglutina 16 mil familias de 200 comunidades pertenecientes a 15 municipios de las regiones Montaña y Costa Chica, denunció que con la temporada de lluvias de 2017, se cumplirán cuatro años de incumplimiento a compromisos pactados con miles de familias perjudicadas por la contingencia natural.       
Sostuvo que pese a que en números oficiales, el gobierno federal sostiene que destinó más de 60 mil millones de pesos para la reconstrucción del estado, lo cierto es que en muchos lugares aún no se registran resultados concretos.
Como ejemplo puso el caso de La Unión de las Peras, municipio de Malinaltepec, en donde aún no se terminan de construir las casas comprometidas por la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU), además de que los niños deben tomar clases en la escuela que ya fue dictaminada con daños estructurales, por lo que representa un peligro constante para los alumnos.
 En términos generales, indicó que son 4 mil 600 las familias que esperan la construcción de sus casas.
También destacó que en los próximos días, apenas se realizará la quinta entrega de maíz y granos básicos que se comprometieron para evitar una crisis alimentaria en los pueblos afectados.
A estas alturas, indicó que nuevamente hay caminos cortados por las lluvias, de tal suerte que al no contarse con la maquinaria necesaria, muchos de los tramos se tienen que reabrir de forma manual.      
Recordó que hay 16 comunidades desplazadas, de 180 pueblos que desde septiembre de 2013 se determinó que requieren del respaldo gubernamental.
La situación, de acuerdo con el dirigente, todavía es muy crítica, mientras que la presente temporada de lluvias genera precipitaciones intensas, mismas que podrían provocar daños similares a los de hace cuatro años.  

Los comentarios están cerrados.