Militares y policías logran la liberación de 14 personas levantadas por los “Ardillos”

27


Son familiares del ex alcalde Gustavo Alcaraz   
Personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Policía Federal (PF) y del Estado implementaron un operativo en las inmediaciones de Tixtla durante la noche del sábado y la jornada del domingo, lo que permitió la liberación de 14 familiares del ex alcalde perredista Gustavo Alcaráz, quienes fueron levantados por una célula del grupo delictivo conocido como “Los Ardillos”.
De acuerdo con información conformada por el gobierno estatal, la noche del sábado, al menos 14 integrantes de la familia del ex jefe de cabildo fueron privados de la libertad por un grupo de delincuentes que forman parte de la organización conocida como “Los Ardillos”, que desde 2012 sostienen una pugna con “Los Rojos” por el control del corredor que comprenden Chilapa, Tixtla y Chilpancingo.
La información corrió de inmediato, por la cantidad de personas victimizadas por  los delincuentes.
La misma noche del sábado, personal de la 35 Zona Militar, de la PF y la Policía del Estado desplegaron un operativo de búsqueda en la cabecera municipal de Tixtla y las comunidades aledañas.
Las acciones se prolongaron hasta la mañana y tarde del domingo.
El cerco que implementaron las corporaciones antes mencionadas, propició que las 14 personas fueran liberadas por sus captores completamente sanas y salvas.
Se indicó que las operaciones fueron seguidas de cerca por el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien fue informado del hecho al poco tiempo de que se confirmó.
Para la tarde del 5 de septiembre, los 14 familiares de Gustavo Alcaraz estaban de regreso en sus casas, lo que fue confirmado por fuentes de la administración pública estatal.
Tras la liberación de las víctimas, militares y policías continuaron las acciones de búsqueda de los responsables, pero entrada la noche no se reportaban detenciones.   
“Los Ardillos” son un grupo delictivo que opera en los municipios de Quechultenango, Mochitlán, Tixtla y Chilapa, principalmente.
A ellos, el colectivo Siempre Vivos atribuye la escalada de violencia que durante la jornada del viernes 3 de septiembre dejó ocho muertos en Chilapa.
   

Los comentarios están cerrados.