Minuto de silencio en el Congreso, para niña asesinada en Chiapa

35

reprocha el diputado Mejía Berdeja el nivel tan bajo al que se está cayendo como sociedad

El cadáver de Diana Paulina Rendón Alcaraz, de 13 años de edad, reportada como desaparecida desde el pasado 12 de noviembre, fue encontrado en la carretera de terracería que comunica a la cabecera municipal de Chilapa con la comunidad de Acazacatla, el hallazgo motivó que en el Congreso local se guardara un minuto de silencio.

El hallazgo, de acuerdo con el reporte policíaco se registró alrededor de las 07:10 horas del martes 21 de noviembre.
El cadáver estaba tirado  a la orilla de la carretera de terracería Chilapa-Acazacatla, de primera instancia, los elementos de seguridad pública le calcularon de 16 a 18 años de edad.

En los datos iniciales señalaron que la víctima era delgada, vestía pantalón de mezclilla color azul, blusa color verde con rayas blancas de manga larga y zapatos color negro.
Al cuerpo no se le observaron lesiones de arma de fuego ni de punzo cortante, por lo que al momento en que se emitió el reporte inicial se desconocía la causa de la muerte.

Pasado el mediodía, se confirmó que el cuerpo correspondía a la menor de 13 años Diana Paulina Rendón Alcaraz, quien desde la jornada del 12 de noviembre fue reportada como desaparecida en la cabecera municipal de Chilapa, lo que motivó que se activara la alerta Amber.

Minuto de silencio en el Congreso

Durante la sesión que el Pleno del Congreso local sostuvo la jornada del martes, el presidente de la Comisión legislativa de Seguridad Pública, Ricardo Mejía Berdeja subió a tribuna para hacer referencia al caso, ante lo que dijo estar sumamente conmovido.

“Era una niña de trece años que fue asesinada, tirada y exhibida en un camino de terracería, esto que pasa no solo es un caso de impunidad y de afectación a las mujeres y la sociedad, también es una muestra del nivel tan bajo al que estamos llegando como sociedad”, dijo el también coordinador del Movimiento Ciudadano (MC).

Solicitó que se guardara un minuto de silencio, como un símbolo que demuestra dolor, indignación, rabia y enojo por parte del Poder legislativo de Guerrero.

La petición del diputado Berdeja fue secundada por el resto de sus compañeros, aunque fue el único que habló en tribuna sobre el tema, incluso las diputadas mujeres guardaron silencio.

Los comentarios están cerrados.