No aparece madre de la niña asesinada en Chilpancingo

108

La madrugada del jueves, Irina «N» entregó el cadáver de su hija en brazos de la abuela, desde entonces se desconoce su paradero
La madrugada del jueves 11 de julio, Irina «N» tocó la puerta de su madre, cuando le abrieron entregó el cuerpo sin vida de su hija, la pequeña América de tres años de edad y después desapareció.
Aunque la niña estaba muerta al momento en que la recibió su abuela, la joven Irina no dio ninguna explicación, solo se retiró apresuradamente junto con su pareja sentimental.
Alrededor de las 03:00 horas del jueves, la policía del estado fue informada de que en un domicilio ubicado en la colonia Caminos, sobre el antiguo libramiento a Tixtla y cerca de la escuela primaria José Martí, se había localizado el cadáver de una niña.
En el domicilio ubicado en la colonia Caminos, en el lado norte de la ciudad, la abuela materna narró lo sucedido sin abundar en muchos detalles, solo informó que minutos antes del arribo de la policía, su hija había llamado a la puerta, cuando abrió le extendió los brazos hacia el frente con el cuerpo inerte de la pequeña, una vez que la recibió se dio la media vuelta y abandonó rápidamente el lugar.
Cuando la policía ingresó al domicilio confirmó el deceso y dio parte al forense, que hizo la revisión correspondiente y trasladó el pequeño cadáver a sus instalaciones, donde se realizó la necropsia de ley.
Se confirmó que la menor de tres años murió como consecuencia de un traumatismo craneoencefálico, pero que además presentaba quemaduras y golpes en diferentes partes del cuerpo.
La mañana del jueves, en la esquina que forman la calle Nicolás Catalán y la avenida Benito Juárez fue detenido y trasladado en calidad de presentado ante el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC), un joven que se gana la vida como limpiaparabrisas, a quien confundieron con la pareja sentimental de la madre.
Elementos de la Policía Preventiva realizaron la detención con base a la similitud que encontraron entre los tatuajes del limpia parabrisas y la pareja sentimental de Irina.
Cuando la policía lo abordó, el joven se encontraba ingiriendo una cerveza, pero antes del mediodía se confirmó que no tenía ninguna relación con la mujer, por lo que fue liberado.
Hasta la noche del jueves, Irina y su pareja permanecían en calidad de no localizados.
En redes sociales se generó un linchamiento contra la mujer, a la que se responsabiliza del asesinato de su hija.
Sin embargo, la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha dado a conocer si existe una imputación directa contra alguien en este caso.

Los comentarios están cerrados.