No es robo, es protesta social”, insiste abogado de Tlachinollan sobre saqueos de normalistas

81

Plantea la solidaridad con las víctimas del 26 de septiembre de 2014
El abogado del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Vidulfo Rosales Sierra, aseveró que la sustracción de pipas cargadas con gasolina, la “ordeña” y retención de autobuses, así como la apropiación de vehículos de empresas particulares que cometen los normalistas de Ayotzinapa “no son robos”, sino “actos de protesta”. 
En entrevista con El Sol de Chilpancingo, Rosales Sierra justificó las acciones cometidas por los estudiantes de la normal rural, pues aseguró que se realizan en el contexto de “una protesta de lucha”. 
El abogado de Tlachinollan calificó como “grave” y “sumamente violenta” la respuesta del gobernador Héctor Astudillo Flores ante estas protestas de Ayotzinapa. 
Prueba de ello, dijo, es la confrontación ocurrida el miércoles 13 de septiembre en el túnel de Metlalapa, donde un grupo de la Policía Estatal presuntamente disparó contra las llantas del autobús en que viajaban los normalistas, para evitar el robo de una pipa cargada con 30 mil litros de gasolina. 
Rosales Sierra incluso exigió que se “investigue y castigue” a los elementos de la Policía Estatal que realizaron ese acto de contención. 
Argumentó que los policías “no están capacitados para contener las movilizaciones sociales”, ya que siguen utilizando armas de fuego, lo que resulta “sumamente peligroso”. 
“Eso es lo que ha provocado que haya muertos, históricamente, en la represión de las movilizaciones en Guerrero”, aseveró. 
Dijo que “el gobierno del estado debería tomar medidas al respecto, porque policías armados en movilizaciones sociales es una situación que va a conducir a hechos graves de violencia”. 
Cuando se le cuestionó sobre las actividades ilícitas y violentas que realizan los normalistas, Rosales Sierra argumentó que las protestas de Ayotzinapa, “no son pacíficas, porque son de lucha”. 
El defensor insistió en que “sin importar el tenor de las protestas”, no se amerita el uso de armas letales. 
“Solamente que fuéramos un grupo armado, insurgente, entonces sí ameritaría el uso de armas letales. Pero el de Ayotzinapa y los padres de familia no es un movimiento armado, es un movimiento social. Su protesta entraña una causa legítima que es la presentación con vida de los 43”, expuso. 
Por ello, reiteró que el gobierno del estado debe de “estar preparado para detener esos actos con un uso de la fuerza proporcional al de la protesta que se está realizando”, sin apartarse de los principios y estándares en materia de derechos humanos. 
–        El gobernador calificó la sutracción de camiones y de una pipa de gasolina como “un robo”. ¿No consideran que este tipo de acciones desvirtúan el movimiento y generan rechazo por parte de la ciudadanía?, se le cuestionó al abogado de Tlachinollan. 
“Las protestas, las características de la protesta de Ayotzinapa tienen un tono… Por ejemplo… hay actos de protesta de esa naturaleza… hoy estamos haciendo una marcha, mañana se puede hacer un acto cultural, pasado mañana la toma de un edificio. Por eso yo digo… el tema no es ese… o sea… ¡lo que está diciendo el gobernador es que si hay un robo hay que dispararle a las personas!… es decir… si se está haciendo una protesta de esa naturaleza”, respondió Rosales Tierras con varias pausas y titubeos. 
–        ¿Pero entonces sí es un robo?, se le insistió. 
“Rechazamos que sea un robo, es… ¡un acto de protesta!… si tu quieres es una protesta en un tono fuerte… si tu quieres es una protesta con un tono distinto, pero no amerita el uso de armas… ¡Desde nuestro punto de vista no es un robo como tal!, ¡no se configura un robo ahí!… Es un acto de protesta que sí es fuerte y sí tiene una connotación distinta”, contestó el abogado. 
–        ¿Entonces las autoridades no deben actuar ante estas acciones?, se le volvió a preguntar. 
“Sí, el Estado debe de tomar acciones al respecto… pero debe ser proporcional, no puede haber uso de armas. Nosotros lo rechazamos. No porque haya una protesta de esa naturaleza vas a sacar las armas y matar a los que están protestando. El Estado tiene la fuerza suficiente, tiene la capacidad suficiente para contener cualquier protesta que se esté realizando, pero menos matar a las personas, menos lesionar, menos desaparecer”, insistió. 
 

Los comentarios están cerrados.