"No lo hemos logrado", dice titular de SADER en el tema del fertilizante

128

Desafortunadamente aquí hay mucho que aprender, reconoce Víctor Manuel Villalobos
El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Manuel Villalobos Arámbula, reconoció que no fue capaz de entregar el fertilizante adecuado y a tiempo a los campesinos de Guerrero.
El funcionario federal se reunió este miércoles con el gobernador Héctor Astudillo Flores y con los presidentes municipales de los 81 municipios.
Los alcaldes se quejaron del retraso en la distribución del fertilizante, el recorte en los padrones de beneficiarios, la reducción por la mitad del apoyo que recibe cada productor y las trabas para la inscripción en el programa.
El gobernador respaldó las quejas de los presidentes municipales y subrayó que el fertilizante es un programa de suma importancia en Guerrero, pues garantiza no sólo la seguridad alimentaria de las familias más marginadas, sino también la gobernabilidad en el estado.
Tras escuchar los reclamos, Villalobos Arámbula reconoció que su falta de experiencia incidió en la operación del programa.
“La lluvia no espera y cuando se presenta hay que tener los elementos necesarios para hacerle llegar el insumo adecuado y a tiempo a los productores… no lo hemos logrado, desafortunadamente y aquí hay mucho que aprender (…), hay lecciones que aprender”, admitió.
Reconoció que técnicamente es indispensable que el fertilizante llegue a tiempo, en dosis adecuadas y sustentado en un análisis de suelo, cuestiones que no cumplió el gobierno federal.
Además, admitió que “hay una gran cantidad de obstáculos, de problemas” y que la distribución del abono dependerá en gran medida de que las lluvias no afecten los caminos en la sierra y la montaña.
“Estamos expuestos al riguroso clima y estamos, sin duda, sujetos a los imponderables de la lluvia”.
Por ello, hizo un llamado al gobernador y a los alcaldes a colaborar para sacar adelante la distribución del fertilizante y concluirla a más tardar el 15 de julio.
Asimismo, los convocó a trabajar de manera conjunta desde este momento, para comenzar a preparar el programa de fertilizante para 2020.
“No debemos encontrarnos con la misma problemática el próximo año. Tenemos que hacer un programa de entrega de fertilizante diferente, con seguimiento técnico, transparente, eficiente, a tiempo. Si volvemos a tener la misma problemática propiamente, debemos de considerar que fallamos. Esta lección aprendida debe ser parte importante de lo que vamos a hacer de aquí en adelante”, apuntó.
Anuncia estrategia integral para el campo
El titular de la Sader, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, destacó que Guerrero es una entidad “con un potencial tremendo” en materia agrícola que no ha sido explotado correctamente.
Además, destacó que la entidad enfrenta problemas de violencia e inseguridad que se originan, principalmente, en las zonas rurales.
“Guerrero se cuece aparte, es un país dentro del país, no podemos tener políticas iguales cuando tenemos tantas diferencias. Entonces tenemos que hacer un traje a la medida en la agricultura, empezar a pensar cómo vamos a ir, progresivamente pero en forma eficiente, resolviendo la problemática de la agricultura en el estado”, expuso.
Por ello, consideró que más allá del programa de fertilizante gratuito, se deben de establecer estrategias integrales que detonen las cadenas productivas del campo.
En ese sentido, dijo que ya hizo “cálculos” y estableció una ruta de fortalecimiento al sector agropecuario de Guerrero.
Indicó que el 15 de julio arrancará un programa de ganadería especial para la entidad, mediante el cual se entregaràn 6 mil 458 vaquillas y 645 sementales, con un costo de 127.8 millones de pesos.
En el arranque estará David Monreal, coordinador general de Ganaderìa de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).
Además, dijo que el gobierno federal tiene la disposición de “invertir en proyectos de largo plazo y con el compromiso de diversas empresas que van a demandar productos para su procesamiento”.
Ejemplo de ello es el agua de coco, para lo cual ya se comprometió la producción de 106 millones de litros anuales a nivel nacional y una parte importante la tiene que asumir Guerrero.
Para lograrlo, Villalobos Arámbula dijo que se establecerán entre 700 y 800 hectáreas más de cocotero, con plantas de alto rendimiento y tolerantes a enfermedades como el amarillamiento letal.
“Híbridos que permitan garantizar y empezar rápidamente la producción”, la cual comenzaría a producir en un periodo de siete años.
El funcionario federal dijo que la Sader brindará un apoyo importante para la producción de palma en viveros.
Además, anunció que se tiene dispuesto un apoyo para 11 mil 311 productores de café con un recurso de 56.5 millones de pesos, “los cuales ya están disponibles”.
Por último, dijo que se brindarà acompañamiento técnico a los productores a través de un programa moderno de extensión agrícola.
Informó que la Sader lanzará una convocatoria para Guerrero, para contratar “un número importante de extensionistas” que se ubicarán en los Centros de Apoyo al Desarrollo Rural (Cader).
Villalobos Arámbula insistió en que el fortalecimiento del campo en Guerrero repercutirá de manera positiva en la seguridad pública.
Señaló que “la mayoría de la problemática de inseguridad en Guerrero y el país tiene su origen en las zonas rurales”.
Por ello, consideró que la atención integral al campo evitará que los jóvenes se integren a las filas de la delincuencia.
“Debemos de atender el problema donde se está generando, porque nos sale mucho más caro resolverlo cuando ha rebasado su origen”, apuntó.

Los comentarios están cerrados.