“No somos parte del conflicto”, frase que acompaña la colecta de Cruz Roja en Chilapa

101

Respeta al voluntario, respeta su labor y su vida, claman sus integrantes en una de las ciudades más violentas de Guerrero
La Cruz Roja de Chilapa de Álvarez, una de las ciudades más violentas de la entidad puso en marcha una colecta que prevalecerá hasta el próximo 15 de mayo, el lema que caracteriza esta edición es “respeta al voluntario, respeta su labor y su vida”.
Desde 2012, Chilapa es disputada por dos grupos del crimen organizado, “Rojos” y “Ardillos” sin que hasta el momento ninguno logre imponerse sobre el otro, lo que sí se ha generado, es una larga lista de asesinatos, desapariciones y desplazamientos forzados.
En las lonas que se han colocado en los puntos más visibles de la ciudad se puede observar un paramédico de pie, tiene la palma de la mano derecha al frente con una señal de alto, mientras en la parte baja se puede leer el hashtag # NoSomosPartedelConflicto, un poco atrás de la silueta de un revolver encerrado en un circulo rojo.
Las lonas con fondo blanco muestran seis puntos negros emulando los orificios provocados por impactos de bala con un mensaje dirigido a la ciudadanía: “Ayudanos a seguir ayudando”.
El pasado 5 de abril, un grupo de paramédicos trató de salvar la vida a una mujer que resultó herida de gravedad e un ataque armado registrado en una colonia popular.
Casi lograban su cometido, pues avanzaron la mayor parte del recorrido sin complicaciones hasta llegar a la caseta de cobro del libramiento a Tixtla, aproximadamente a 15 minutos de su destino final, el hospital general Raymundo Abarca Alarcón, ubicado en la entrada norte de Chilpancingo.
En ese punto fueron interceptados por un grupo de hombres armado que tras detener la ambulancia forzaron las puertas, asesinaron a la mujer y golpearon a los voluntarios.
El viernes 12 de abril, siete días después la Cruz Roja de Chilapa puso en marcha su colecta anual, con el mensaje de que pese a las dificultades que enfrentan, los 69 socorristas que la integran se mantienen en la disposición de seguir apoyando a las personas que se encuentren en una situación de emergencia.
Jorge Meneses Parra, presidente del Conejo local de la institución, explicó que durante el tiempo que dure la colecta, sus integrantes tienen considerado ir a las casas de los pobladores, además de visitar cada uno de los planteles para solicitar el apoyo económico que les permitirá sostenerse en funcionamiento.
En Chilapa las dificultades que se enfrentan no solo están limitadas por la escasez de recursos, por eso en esta edición de la colecta, han tenido que escribir en sus promocionales la leyenda “no somos parte del conflicto”.
También tienen pensado acudir a los accesos que permanecen resguardados por el Ejército Mexicano y la Policía del Estado, siendo estos el punto conocido como “Los Arcos”, en la entrada que llega de Chilpancingo y “Los Ajos” en la ruta carretera que permite seguir hacia Tlapa.
Meneses Parra sostiene que no hay ninguna complicación para ubicar al personal de Cruz Roja, pues van debidamente uniformados, cuentan con una credencial de la institución y sus alcancías son oficiales.
Para mantener la delegación correspondiente a Chilapa se requiere un promedio de 40 a 45 mil pesos mensuales, de ahí la necesidad de motivar la participación de la ciudadanía.
“Nosotros como Cruz Roja, solamente nos dedicamos a ayudar a la ente que enfrenta una situación de emergencia, todos somos altruistas y voluntarios”, señala Jorge Meneses, quien anticipa que en dos semanas aproximadamente, entregará la presidencia del Consejo Municipal de la benemérita institución.
Aunque no habla sobre el contexto de violencia que padece Chilapa, Jorge ha estado al frente de la Cruz Roja en el periodo de tiempo en que dos grupos del crimen organizado comenzaron una confrontación armada que hasta el momento parece no tener fin.

Los comentarios están cerrados.