Policías despedidos de la SSP exigieron a la Comisión de Derechos Humanos que los defienda

23


Sostienen que hasta el momento, el organismo se ha colocado del lado del patrón 
Por lo menos cien policías despedidos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) exigieron que la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG) asuma su papel institucional y los defienda, que no se coloque solo del lado de la patronal.
En punto de las diez de la mañana, los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), que en mayo pasado fueron despedidos por iniciar un paro laboral como medida de presión para exigir la entrega de equipo adecuado, pago de viáticos y la reducción de las jornadas de trabajo de hasta 72 horas consecutivas llegaron a la explanada de la CDEHG.
Ahí, dijeron que el presidente del órgano autónomo, Ramón Navarrete Magdaleno en lugar de ampararlos y defenderlos ante la SSP, a cargo del general Pedro Almazán Cervantes, lo que hizo fue tratar de convencerlos de deponer su defensa legal y ceder ante la decisión de la parte patronal.
Dijeron que aunque cuidando el lenguaje, el presidente de la CDHEG trató de convencerlos de que su movimiento estaba mal y que no tenían la razón, por lo que les sugirió dar marcha atrás en su posición de defenderse de la determinación arbitraria de separarlos de sus trabajos de manera arbitraria.
“Lo que estamos enfrentando es un abuso de autoridad, una medida completamente arbitraria y lo que esperamos es que el presidente Ramón Navarrete asuma su papel institucional y nos respalde, no que trate de interceder ante el patrón”, aseveró uno de los manifestantes, que solicitaron que no se manejaran sus nombres, por el nivel de presión que enfrentan.
Manifestaron que de los casi 200 policías que fueron despedidos algunos ya aceptaron recibir el finiquito ofrecido por la SSP, principalmente porque fueron amenazados con no recibir ninguna prestación y perder todos los derechos que representan 5, 10, 15 y hasta 20 años de servicio.
Sin embargo, destacaron que la mayoría se mantiene en la postura de defender su permanencia en la SSP, en su defecto, recibir las indemnizaciones con todos los derechos que la ley les reconoce, no como pretende imponer el titular de Seguridad Pública.
Los policías permanecieron en la explanada de la CDHEG hasta que fueron atendidos y dialogaron para exponer su inquietud.
El próximo 15 de octubre, el Poder Judicial de la Federación resolverá la situación legal de los policías, ellos aseguran que si no hay tráfico de influencias, el fallo saldrá completamente a su favor.

Los comentarios están cerrados.