Proyecta el alcalde de Chilpancingo la liquidación de 500 empleados

121

Se plantea un acuerdo de buena fe, si no acceden, buscarán los mecanismos legales para ello
El alcalde de Antonio Gaspar Beltrán proyecta la liquidación de 500 empleados que no tienen ninguna función específica, de primera instancia les ofrecerá un acuerdo de buena fe, si no acceden, advirtió que buscará los mecanismos legales que se necesiten.
Los días jueves 20 y viernes 21 de junio, el alcalde capitalino estuvo en la Ciudad de México, con la intención de solicitar el respaldo en la Secretaría de Gobernación y de Hacienda, ante el momento de crisis financiera que atraviesa la capital del estado.
Explicó que solo con la gestión de recursos económicos es que se podrá hacer frente al reclamo que tienen los trabajadores sindicalizados, que por separados exigen incrementos salariales que van del 13 al 20 por ciento.
De acuerdo con el primer edil, uno de los pasos que ineludiblemente se tienen que dar, es el de sanear las finanzas del municipio, ya que las administraciones pasadas generaron un déficit que actualmente alcanza los 240 millones de pesos.
Frente a las protestas que han realizado los sindicatos que tienen presencia en el municipio, señaló que no es con marchas, protestas, la toma de edificios públicos y el cierre de calles como se conseguirá resolver el problema, pues básicamente consiste en la utilización de dinero.
Recordó que el ayuntamiento de Chilpancingo tiene una nómina de 3 mil 200 trabajadores, lo que representa un ahorcamiento financiero para cualquier administración, de ahí la necesidad de que proponga la liquidación de personal que no tiene funciones específicas.
Comentó que la primera quincena de junio ya se registraron consecuencias de la saturación que enfrenta la nómina, pues no se pudo pagar de manera puntual y se tuvo que acceder a otro tipo de apoyos generados en el Gobierno estatal, porque el municipio carece de recursos propios a partir de que las instalaciones de palacio fueron tomadas.
DE acuerdo con el primer edil, el mes que lleva el ayuntamiento tomado, provocó que se dejaran de percibir al menos 15 millones de pesos por concepto de cobro de impuestos.
Anticipó que en el mes de diciembre se tendrá un gran problema cuando no se cuente con dinero suficiente para pagar las prestaciones de fin de año.
Por esa razón, explicó que se ha planteado al Gobierno de la República un anticipo de al menos 500 millones de pesos de las participaciones federales correspondientes a Chilpancingo, para en una primera etapa liquidar a los trabajadores que así lo deseen en forma voluntaria.
En un segundo momento, dijo que se procederá a la liquidación de los empleados que no tienen una función concreta, los que ya fueron detectados por medio de un estudio.
Con la liberación de por lo menos 500 espacios, dijo que se pretende avanzar en el saneamiento de la nómina, lo que después permitirá al municipio contar con la solvencia suficiente para hablar sobre mejoras salariales a los trabajadores que sí tienen actividades reconocidas.

Los comentarios están cerrados.