Pudo ser peor, justifica líder del Congreso en torno a la apertura de tribuna a la CETEG

85

Antonio Helguera dice que hubo un acuerdo, pero que no fue respetado del todo
Aunque reconoció que la intervención de los maestros en la tribuna del Congreso no es algo legalmente correcto, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Antonio Helguera Jiménez sostuvo que la situación pudo ser peor, dado el nivel de beligerancia con el que llegaron los maestros disidentes.
Una vez que los profesores de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) se retiraron de la sala de plenos, cuando todavía se lanzaban algunas piedras hacia el interior del Palacio Legislativo, el presidente de la Jucopo otorgó una entrevista a diferentes medios de comunicación.
“Ustedes vieron que venían en una posición beligerante, que si no hemos tomado una determinación, quizá no sería ese cristal el roto (una puerta), serían muchas cosas más y teníamos que tomar una decisión”, anotó.
Reconoció que tal decisión no se podía tomar como fracción parlamentaria, por eso es que salieron para reunirse con los representantes de la CETEG.
Admitió que el protocolo establecido en la Ley Orgánica no permite que particulares usen la tribuna cuando se está en medio de una sesión, pero reiteró que se tuvo que colocar todo en una balanza y se reconoció que algo se tenía que hacer para evitar una incursión más violenta.
Explicó que buscó la comunicación con los diputados de otras fracciones parlamentarias y se desarrolló una reunión con Héctor Apreza Patrón, líder de la bancada del PRI, Celestino Cesáreo Guzmán del PRD “y otros”.
Destacó que no es la primera ocasión en que un grupo de profesores utilizaron la tribuna del Congreso, pero en esta ocasión “acordamos que se hiciera de manera ordenada, que no se permitiera el vandalismo y después platicamos con los dirigentes en la biblioteca, acordamos que iba a ser en orden”.
Los maestros de la CETEG ofrecieron que utilizarían la tribuna por espacio de diez minutos, el tiempo necesario para leer un documento y posteriormente se retirarían de forma ordenada, lo que no sucedió.
La razón por la que se lanzaron piedras contra las instalaciones del Congreso, de acuerdo con Helguera Jiménez, fue principalmente porque hubo en la sala de plenos “ausencias que generaron molestias”, en referencia a la ausencia de los diputados que abandonaron la sala de sesiones.
El presidente de la Jucopo reconoció que el asunto no se resolvió como se hubiera querido, pero admitió que se evitaron afectaciones mayores.
Aclaró que no fue cualquier grupo el que este martes utilizó la tribuna, por lo que anotó: “ustedes vieron que traían contingente y que era un grupo numeroso, traían además una causa y creo que debíamos sentar un mal precedente, que ya no es el primero, o permitir que esto se volviera un caos”.
Insistió en que quizá la situación no estuvo del todo bien, pero en el balance final, solamente se lamentó la existencia de un cristal roto.
Respecto a la continuidad de las pedradas, la respuesta que les dio la dirigencia de la CETEG, iba en el sentido de que tenían gente infiltrada.
Respecto a quienes tomaron la decisión de permitir el uso de la tribuna, dijo que se platicó con las demás fracciones y todos aceptaron.
“Lo que pasa es que luego como coordinadores, tenemos un punto de vista, pero también nuestras bancadas opinan y cuando llegamos aquí, al evento, vi como al compañero Héctor su bancada le reclamaba y yo lo entiendo”, anotó.
A pregunta expresa, dijo que el coordinador de los diputados del PRI aceptó en un primer momento la decisión de abrir la tribuna, pero al final la mayoría de su bancada lo hizo salir de la sala de sesiones.
“Fue un acuerdo que sí se les escuchara, quizá no se dio en todos los puntos el acuerdo, a lo mejor por eso su bancada se puso pues este”, apuntó.

Los comentarios están cerrados.