Reconoce gobernador la gravedad de lo que sucede en Rincón de Chautla

116


·“Peces gordos meten las manos”, señala el obispo Salvador Rangel
Rogelio Agustín
El gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que es delicado lo que pasa en los pueblos que se ubican en el límite de Chilapa con Hueycantenango, en la parte baja de la región Montaña.
En Chilpancingo, el jefe del Ejecutivo local fue cuestionado sobre el asesinato cometido el fin de semana en contra de otros integrante de la Policía Comunitaria, en las inmediaciones de Hueycantenango.
Hueycantenango es la cabecera municipal de José Joaquín de Herrera, se encuentra a poca distancia del Rincón de Chautla, pueblo que desde finales de 2018 se encuentra confrontado con supuestos integrantes del grupo delictivo conocido como “Los Ardillos”.
Al hablar sobre lo que ahí sucede, el mandatario estatal sostuvo: “Yo lo que creo es que hay que estar muy pendiente de toda esta región, se ha convertido en algo de mucha tensión y en consecuencia, hay que estar muy pendiente”.
Desde la semana pasada, en el acceso principal de Rincón de Chautla se instaló una Base de Operaciones Mixtas (BOM), con la intención de inhibir una posible incursión en el lugar de supuestos integrantes de “Los Ardillos”.
Antes, un grupo de elementos del Ejército Mexicano se apostó en el crucero que va hacia la comunidad de Paraíso Tepila, lugar en el que el 27 de enero pasado se registró un enfrentamiento a balazos con el saldo de 12 muertos, todos ellos supuestos integrantes de Los Ardillos.
La mañana del domingo 2 de junio, el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza habló sobre el tema para reiterar que en el caso de Rincón de Chautla, la causa principal de la confrontación el la pelea por el control de la tierra, lo que se remonta a muchos años atrás.
Pero también sugirió estar muy atento a lo que pasa en la zona, pues dijo que es evidente que en ese problema “existen peces gordos que están metiendo las manos”.
Aunque se preguntó quienes son esos peces gordos, el jerarca de la Iglesia católica prefirió guardar silencio y solo respondió que dicha información es producto de un “secreto de confesión”.

Los comentarios están cerrados.