Sí hay familias desplazadas en El Naranjo, refuta comisario

94

Pero no se ha realizado un conteo certero, muchos permanecen escondidos en sus casas
El comisario de El Naranjo, municipio de Leonardo Bravo sostuvo que sí hay desplazados en dicho pueblo y señaló que hasta la tarde del martes 2 de julio, o había ningún cuerpo de seguridad en la localidad.
En la cabecera municipal de Leonardo Bravo, el comisario aceptó emitir declaraciones a los medios y solicitó que se le otorgara el beneficio del anonimato, para solicitar entre otras cosas, el envío de personal de la Guardia Nacional al pueblo que representa.
De entrada sostuvo que los más de mil habitantes del Naranjo son gente dedicada al trabajo en el campo, que nunca han tenido problemas con nadie y que son ajenos al conflicto que hace varios meses detonó en la parte alta de la Sierra.
Hizo un llamado al Gobierno de la República y del estado, para que intervengan en el lugar, pues asegura que hasta la tarde del martes 2 de julio, en la zona en que se generaron los disparos no se tenía la presencia de ninguna corporación policiaca.
En el pueblo dijo que únicamente estaba un grupo muy reducido de la Policía Rural, pero señaló que como es evidente, ellos no estaban en condiciones de confrontar a los agresores.
Celebraban la graduación de 20 alumnos
El comisario del Naranjo relató que la tarde del domingo 30 de junio, cuando los balazos comenzaron, en varios domicilios se celebraba la graduación de 20 adolescentes que ese día recibieron los documentos que los acreditan como egresados de la telesecundaria del lugar.
En varios domicilios había convivios familiares, por lo que admitió que los disparos generados desde lo alto de los cerros pudieron tener un desenlace fatal, aunque hasta e momento no ninguna persona lesionada o muerta.
Para el lunes ya no se presentaron a laborar los profesores de nivel preescolar, primaria y del telebachillerato que funcionan en el lugar, pues tienen miedo de que haya más agresiones.
A pregunta expresa, el comisario sostuvo: “En el pueblo no hay nadie, solo están los policías rurales pero no se van a meter en problemas”.
Sostuvo que hay muchas casas cerradas, pero no se sabe sus las familias que las abandonaron van a regresar o decidieron irse de manera definitiva, solo manifiesta que algunas se movieron hacia Chilpancingo, donde tienen familia o en la propia cabecera de Leonardo Bravo.
Por esa razón demandaron que las autoridades intervengan para que la vida en la comunidad regrese a la normalidad, ya que hasta el momento temen que haya nuevas agresiones.

Los comentarios están cerrados.