Sierreños recurren al Ejercito para exigir la entrega de fertilizante

103

Los interceptan en Puerto del Gallo
Acapulco, Gro. – Campesinos de la zona serrana del municipio de Helidoro Castillo, acudieron con mandos militares y estatales a la comunidad de Puerto del Gallo, para pedir “intercedieran”, para entregarles el fertilizante.
Se informó que del gobierno del estado se estableció comunicación con los campesinos de la zona, con la finalidad de atender su demanda principal, por lo que quedaron a la espera de que se cumpla el acuerdo.
Alrededor de las 11 horas, un contingente de aproximadamente campesinos, al menos 40 comunidades de la sierra, arribaron al poblado para dialogar con militares y mandos de la Policía Estatal.
“No los vamos a agredir, solamente que ustedes (los militares y policías estatales) se nos opongan. Nosotros no queremos tener nada, no venimos agredirlos, son de nuestro gobierno.
“(Tampoco venimos) ni a correrlos, venimos como le dijimos al general, al coronel a que nos ayuden ¿Nos dijeron que dejáramos de sembrar amapola, y nos iban a dar proyectos productivos, y qué nos han dado? Nos está chingando, nos quitan el fertilizante, nos quita el Pro Campo”, reprochó uno de los campesinos.
En la zona serrana, se encuentra el cuartel sectorial de la Policía Estatal, y en viviendas de esa localidad, se encuentran destacamentados una sección de soldados que comprenden un total de 36 militares, más los mandos, se informó.
Aunque, durante el dialogo hubo momentos en que los campesinos, reprocharon que las fuerzas castrenses, habían informado que todo estaba “sin novedad”, les reclamaron que “así no nos van a ayudar con el fertilizante”.
Ante lo cual, los campesinos se inconformaron y les dijeron que ellos habían llegado a esa localidad, buscando que los ayudarán para que el gobierno (estatal y federal), les hiciera llegar más rápido el insumo.
Tras lo anterior, los campesinos les advirtieron a soldados y policías “si no nos ayudan los vamos a retener, vamos a cerramos los accesos, si no vienen mañana, entonces les vamos a retirar las armas”, les advirtieron.
Más tarde, se informó que se habían comunicado del gobierno de Guerrero para decirles que ya los iban a atender.
En el lugar estaban los militares, y diez policías estatales, pero más tarde, alrededor de las 15 horas, llegó una camioneta de la Policía Estatal con ocho elementos, por lo que se hizo más numeroso el contingente.
Los campesinos les aclararon a los militares y policías estatales que no estaban retenidos.
“Nosotros no les vanos a quitar las armas, porque no somos igual que los de Michoacán”, les dijeron.
La totalidad de los campesinos son de las comunidades serranas de Tlacotepec, municipio de Heliodoro Castillo. Se advierte que podrían sumarse campesinos de los municipios de San Miguel Totolapan y Atoyac de Álvarez.

Los comentarios están cerrados.