Tensión en Tixtla; la presa "El Molino" está al 97 porciento de su capacidad

16


Al desbordarse incrementaría el nivel de la “Laguna negra” o “El espejo de los Dioses”
Son 700 las viviendas que están en riesgo
La dirección de Protección Civil de Tixtla reconoció que existe el riesgo de inundación para 700 viviendas ubicadas en barrios y colonias de la parte baja de la cabecera municipal, ya que la presa “El Molino” está al 97 porciento de su capacidad y con una lluvia intensa podría desbordarse para incrementar considerablemente el nivel de la laguna, conocida como “Laguna Negra” o “Espejo de los Dioses”.
La mañana del jueves, en diferentes redes sociales se comenzaron a difundir fotografías de la situación en la que se encuentra la presa El Molino, en las que se advertía que dicha presa estaba en riesgo de desbordarse y provocar una afectación severa en dicho municipio, ubicado a 20 minutos de Chilpancingo.
Elfego Sánchez García, director de Protección Civil de dicha municipalidad, reconoció que por el nivel que presenta la presa ya se deben generar algunas señales de alerta hacia la población, sin caer en el error de generar pánico entre los habitantes.
Indicó que hasta hace tres semanas se tenía un 1.80 centímetros de distancia para llegar al nivel que se considera como crítico, pero hasta las 14:00 horas del jueves, debido a las últimas lluvias se estaba a 60 centímetros de llegar al vertedero principal.
Explicó que el escurrimiento del agua que se desborda por la presa baja al costado de la Normal Rural de Ayotzinapa, corre en forma paralela al barrio del Santuario y llega finalmente a la laguna.
En caso de que la presa alcance su nivel máximo de almacenamiento, dijo que inundaría el Barrio del Santuario, el Campo Santo, la colonia Niños Héroes y San Antonio, en donde están censadas por lo menos 700 viviendas.
Esa es la zona que más afectaciones sufrió durante la contingencia de 2013.
El funcionario solicitó a la población permanecer atenta a los avisos de Protección Civil del Estado, tener preparada la documentación personal, agua, linternas y radio, por si se requiere desalojar las viviendas ubicadas en la parte baja.
Derivado de las afectaciones que se generaron en 2013, tras el golpe de agua provocado por el huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, las autoridades han tomado el cuidado de desfogar la laguna paulatinamente, para evitar la inundación repentina.
Pidió a los habitantes de las colonias más vulnerables ponderar el bienestar de los integrantes de la familia, no las cosas materiales, como lamentablemente sucedió en 2013.
Ante la posibilidad de una eventual inundación, Ramírez García dijo que están listos para utilizarse los refugios temporales ubicados en el salón de fiestas Luis Rey, el salón Titanio, el auditorio municipal, el gimnasio municipal y varias escuelas localizadas en la zona, aunque los planteles educativos se utilizarían hasta el final, ya que se está en el inicio del año escolar y la intención es no afectar a los alumnos.
Para los habitantes de Tixtla, el principal riesgo de inundación es lo que se conoce como la “Laguna Negra”, cuerpo de agua que también fue nombrado por el escritor Ignacio Manuel Altamirano como “El espejo de los Dioses”.
La laguna tiene una capacidad para almacenar 3 millones de metros cúbicos de agua sin representar un peligro, en estos momentos se calcula que tenga 4.5 millones de metros cúbicos.
En las inundaciones de 2013, se estima que dicha laguna alcanzó hasta 15 millones de metros cúbicos, por eso las afectaciones que generó entre la población.  

Los comentarios están cerrados.