Trabajadores y damnificados toman la caseta de Palo Blanco, en la Autopista del Sol

35


Durante siete horas, empleados del FONDEN y damnificados de Papagayo
Durante siete horas, habitantes de la comunidad de Papagayo, del municipio de Juan R. Escudero y trabajadores del Fondo de Desastres Naturales (Fonden)
tomaron la caseta de peaje de Palo Blanco, en la Autopista del Sol para permitir el paso libre a los automovilistas.  
La manifestación se desarrolló de manera simultánea, por motivaciones relacionadas con las secuelas del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel, registradas en septiembre de 2014.
Los trabajadores del FONDEN ocuparon los carriles norte-sur, mientras que los habitantes de Papagayo se plantaron en el sentido sur-norte, ambos llegaron después de las 09:00 horas. 
Los empleados denuncian que desde mayo pasado les dejaron de pagar sus salarios, pese a que las obras de reconstrucción por las afectaciones del huracán Ingrid y la tormenta tropical Manuel no han culminado.
El contrato que en su momento firmaron con la Sedatu, especifica que la relación laboral prevalecerá hasta que terminen de construir las obras que derivaron de las lluvias atípicas de 2015.
En estos momentos, dijeron que faltan por lo menos 3 mil viviendas por construir, razón por la que no se puede considerar que han culminado con sus actividades, lo que está contenido en el contrato.
Sin embargo, reprocharon que de manera inexplicable, la dependencia federal suspendió el pago de sus salarios desde mayo pasado, lo que los tiene en una situación de desesperación.
“Somos jefes de familia, nuestros hijos tienen que acudir a la escuela, alimentarse y vestir, sin embargo la Sedatu no nos ha pagado el salario que ya devengamos; necesitamos que volteen la mirada hacia Guerrero”.   
En cuanto al caso de Papagayo, señalaron que son 34 familias que perdieron sus viviendas desde septiembre de 2013, de ellas 12 la tienen en la etapa de obra negra, pero no las pueden ocupar porque carecen de techo y servicios.  
El problema consiste en que la SEDATU no ha pagado el predio en donde van a levantar sus viviendas, por lo que están en el riesgo de perderlo y quedarse nuevamente en la calle.
La toma de la caseta prevaleció hasta después de las 16:00 horas, cuando la delegación de la Sedatu, a cargo de José Manuel Armenta Tello se comprometió a dialogar y volver a insistir ante oficinas centrales para que se resuelvan los pendientes.

Los comentarios están cerrados.