Via licencia, Marco Antonio Leyva Mena se separa de la alcaldía de Chilpancingo

7

El presidente municipal de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena solicitó licencia para separarse del cargo de manera indefinida, horas antes de que se resolviera el juicio de revocación de mandato en su contra llevaba a cabo el poder Legislativo.
Alrededor de la una de la tarde de este lunes llegó el documento al área de oficial mayor enviado por el alcalde, en el que manifiesta motivos personales para separarse del cargo de manera indefinida. La solicitud será turnada mañana a la Comisión legislativa de Asuntos Políticos quien emitirá el dictamen correspondiente.
El presidente de la Comisión Instructora del Congreso local, Iván Pachuca Domínguez, la cual llevaba el juicio de revocación de mandato presentado por diputados del PRD en contra del alcalde, confirmó que Marco Antonio Leyva Mena presentó su licencia, por lo que quedó suspendido el juicio de revocación.
“El tema de la Comisión Instructora seguirá su curso puesto que él pudiera regresar en cualquier momento. Si nosotros cerramos la instrucción el tema queda abierto y dándole seguimiento al curso, y en el momento que él decida regresar el tema se activará nuevamente”, indicó.
Señaló que el dictamen sobre el juicio de revocación de mandato que estaba trabajando la Comisión Instructora ya estaba en su fase final y probablemente sería presentado en la sesión de mañana martes para su votación, sin embargo quedará suspendido ante la solicitud de licencia.
De acuerdo con el procedimiento que indica el marco legal, una vez que el Congreso del estado apruebe la licencia solicitada por Marco Antonio Leyva Mena, la síndica procuradora, Cristina Morales Nicolás, asumirá la responsabilidad de alcaldesa interina, mientras el suplente decide o no aceptar el cargo. En caso de que el suplente, en este caso, Jesús Tejada Vargas, no asuma la responsabilidad, el Gobernador Héctor Astudillo Flores enviará una terna al Congreso del estado, quien finalmente decidirá de entre los tres al suplente.
El diputado priista, Cuauhtémoc Salgado Romero, quien es integrante de la Comisión Instructora que llevaba el juicio de revocación de mandato, negó que la solicitud de licencia del alcalde sea una situación partidista o de conflictos entre Marco Antonio Leyva Mena y el Gobernador del estado.
Indicó que se trata de un acto de voluntad por parte del alcalde ante las “circunstancias que ha vivido Chilpancingo en los últimos meses” que entró en crisis en los últimos días.
“Es una situación de voluntad del presidente, nadie lo presionó, yo pienso que Marco tomó una decisión dado que también había el juicio de revocación de mandato, que como lo dijo el presidente de esta Comisión, Iván Pachuca, queda este juicio abierto porque no hay renuncias al los cargos de elección popular, en este caso el presidente municipal está solicitando una licencia, pero en su momento puede regresar cuando así lo considere”, explicó.
El juicio de revocación de mandato del alcalde fue presentado por los diputados del PRD, Rosa Coral Mendoza Falcón, y Perfecto Rosas Martínez bajo la acusación de desvío de recursos de 12 millones de pesos enviados de la federación para atender la problemática de recolección de basura y depósito final de residuos sólidos.
Días después se filtró a medios de comunicación que el dictamen a cargo de la Comisión Instructora sería presentado a favor en la sesión de este martes para su votación en donde finalmente sería aprobado, puesto que se trató de un acuerdo político entre las cúpulas del PRI.
Sin embargo, el alcalde se adelantó al resolutivo de la Comisión Instructora y presentó su licencia para separare del cargo de manera indefinida, dejando en suspensión el juicio de revocación en su contra.

- Publicidad -

Los comentarios están cerrados.