Astudillo: “Yo no me iré de Guerrero”, dice respecto a la sucesión

0 73

– Sostiene que todo Guerrero necesita de la unidad, no solo su partido

Rogelio Agustín

El gobernador Héctor Astudillo Flores sostuvo que Guerrero necesita de unidad e inteligencia para resolver sus problemas, también anticipó que después de entregar la titularidad del Poder Ejecutivo local permanecerá en la entidad, de tal suerte que en caso de que se le requiera, habrá de emitir las opiniones y valoraciones correspondientes.

En la residencia oficial Casa Guerrero, Astudillo Flores fue cuestionado respecto a la situación que prevalece al seno de su partido, luego de que el ex candidato a la gubernatura, Mario Moreno Arcos se retractara de las declaraciones que emitiera en contra de los grupos que integran a dicho instituto político.
El mandatario estatal habló de la necesidad de garantizar la unidad pero aclaró que no solo de su partido, sino también de todos los sectores sociales.

Por primera vez dijo que hablaría como futuro ex gobernador, estatus que adquirirá en un tiempo aproximado de tres meses, cuando entregue el mando del Poder Ejecutivo local a la morenista Evelyn Salgado Pineda.

En ese contexto indicó: “La unidad se requiere en todo Guerrero, no solo al interior de un partido político”.

Explicó que si se revisan los resultados que arrojó la jornada del 6 de junio, se podrá observar que nadie perdió todo y también que nadie avasalló, de tal manera que se establece un equilibrio de fuerzas sumamente importante.

Por eso anticipó: “Creo que se va a requerir de mucha unidad, mucha inteligencia para poder construir un estado en el que se requiere de entendimientos, no de sometimiento”.

Enfatizó: “Guerrero no puede darse el lujo de entrar en confrontaciones”.

El gobernador saliente destacó que si la elección hubiera quedado con una gran diferencia a favor de una de las opciones, entonces estaría muy claro que la correlación de fuerzas sería muy desfavorable para la causa del tricolor y sus aliados en Guerrero, pero sostuvo que no es el caso.

Sin asumirse como defensa de la alianza integrada por el PRI y el PRD, dijo que debe tomar en cuenta que se mantienen como gobierno en 41 municipios y que juntos reúnen 20 de 46 diputados locales.

Aclaró que no todo el tiempo que le resta en el cargo hablará sobre la situación que prevalece al seno de los partidos políticos, pero sí anticipó que para sobrellevar la administración que viene, será necesario que todos los actores de la vida pública hagan lo que les corresponde.

Anticipó que si bien entro de tres meses entregará la estafeta del Gobierno del Estado, no se irá del mismo y que permanecerá aquí.
“Tengo mi casa en Chilpancingo, hay personas que se han formado conmigo, tengo muchos amigos y familiares, de tal suerte que cuando se requiera una opinión, si es en el ánimo de contribuir, pues la daremos”, destacó.

Antes de terminar reiteró que la composición política y electoral en Guerrero no está para festejar ni para asumir una actitud completamente derrotista, luego cerró: “En la política como en el amor, el mejor aliado es el tiempo”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.