Astudillo reconoce que terminará su mandato en un escenario de crisis, por la falta de dinero

0 164

– Las complicaciones financieras prevalecerán más allá del arranque de la nueva administración, porque la economía está contraída
– Los municipios le han pedido apoyo, pero la respuesta es que no hay dinero, señala el mandatario estatal

Rosario García

El gobernador Héctor Astudillo Flores advirtió que terminará su mandato en un escenario de crisis financiera, misma que permanecerá durante la próxima administración por el hecho de que en el país se vive un momento complicado en el tema de la escasez de recursos, de ahí que no esté en posibilidades de apoyar a los municipios que le han solicitado el respaldo.

En las instalaciones del palacio de Gobierno, Astudillo Flores comentó que ha dialogado en dos ocasiones con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en dos ocasiones, las mismas veces con el titular de Gobernación y hasta el momento no se recibe ningún apoyo para poder cumplir con los compromisos que se tienen, de cara al cierre del mandato constitucional.

Recordó que el presidente Andrés Manuel López Obrador ofreció su respaldo, pero hasta el momento no se tiene un monto de lo que puede representar al apoyo de la federación.

Mientras, señaló que el estado carece de al menos 60 millones de pesos para apoyar con el pago del Fondo de Ahorro Capitalizable, que reclaman los trabajadores del sector Salud.

“Los trabajadores ya aportaron su parte, pero nosotros no tenemos lo que nos corresponde porque no hay dinero, el dinero de ingresos propios se ha hecho mucho menos de lo que teníamos antes”.

Indicó: “Yo estoy del lado de los trabajadores, quisiera darles mucho más de lo que puedo dar, quisiera vender hasta el Palacio de Gobierno para darles lo que se pueda, pero hay cosas que se pueden y hay cosas que no”.

Comentó que existe un pendiente que no recibió el Estado y que buscaría la manera de transformarlo para poder canalizar lo al Fondo de Ahorro del sector Salud, porque hacerlo de otra manera lo coloca en el supuesto de un delito.

“Al rato yo me voy a la de cuadritos, aunque le haya hecho un pago a los trabajadores, pero ese no es el fin del dinero”, anotó.

Manifestó que hace lo necesario para resolver el problema, aunque insistió en que no es un asunto fácil, sobre todo porque cuando un gobierno termina el dinero se reduce.

Agregó que su responsabilidad es manifestar que la situación económica es complicada no solo para el Gobierno estatal, también en los municipios.

Recordó que antes se tenía el Fondo de Estabilización que ascendía a 60 mil millones de pesos, el cual “ya se acabó, ya no existe” y cada vez se ven más afectados rubros como pago de nóminas y gastos de operación.

Agregó: “Por eso observan que en el estado y municipios los problemas se complican, porque el dinero es menos y ya no se restituye o se compensa, los ingresos propios, tanto estatales como municipales han caído mucho”.

Recordó que cada que ha podido a respaldado a los municipios, “pero en esta ocasión no podemos porque no tenemos dinero para apoyarlos”.

De hecho, dijo que la alcaldesa de Acapulco, Adela Román Ocampo le ha pedido el apoyo y la respuesta, “lamentablemente es que no tenemos dinero para prestar o ayudar, como lo hemos hecho en otras ocasiones”.

Astudillo Flores mencionó que en alguna ocasión su administración apoyó al ayuntamiento de Acapulco con cien millones de pesos, en tanto que a Chilpancingo con 52, además, a muchos municipios se les ayudó para que iniciaran bien su administración.

“Lamentablemente hoy no podemos hacerlo porque no tenemos, estamos tratando de cumplimentar lo que nosotros tenemos pendiente, pero si tenemos para ayudar un poquito lo vamos a hacer”, destacó.

Escenario de crisis

Respecto a la situación que enfrentan los gobiernos estatales cuyo mandato culmina en estos meses, dijo que las complicaciones de tipo económico son generalizadas por razones muy claras.

“Todos los estados piden dinero en diciembre y se paga en un año, pero ahora, como la ley prevé que todos deben concluir sus deudas de corto plazo tres meses antes de terminar, lo que teníamos que pagar en 12 meses lo hicimos en seis, por eso es que hay menos dinero, pero Guerrero no es el único caso, ahí está Colima y Michoacán, donde se deben más de 4 mil millones de pesos solo en lo que se refiere al pago de maestros”.

Explicó: “Se van a ir agravando las cosas porque ya no hay Fondo de Compensación, el Covid-19 no ha terminado, nosotros intentamos levantarnos con el turismo y vino la tercera ola de contagios, incluso, el puente del 16 de septiembre se nos cayó”.

Casi en el cierre de la charla manifestó: “Los tiempos no van a mejorar porque Astudillo se va (del gobierno), la economía esta contraída, varios alcaldes me han buscado para que los apoye, porque los alcaldes terminan el 29 de septiembre en la noche y los nuevos entran el 30 en el primer minuto, pero la participación llega entre las 10 y las 11 de la mañana, entonces ya no es posible apoyar a los que se van”.

Indicó que lo correcto es que haya un dialogo entre los alcaldes que entran y los que salen, para que aseguren los pagos pendientes, para que al final se genere certeza a los trabajadores.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.