Gobierno de la República busca acuerdos con ex integrantes de Guerreros Unidos, para conocer el destino de los 43

0 177

– Podría parecer contradictorio, admite el abogado Vidulfo Rosales Sierra
– La idea es llegar a la verdad, pero sin renunciar a la justicia

Rogelio Agustín

Aunque reconoce que para muchos puede parecer contradictorio, el abogado de los padres de los 43, Vidulfo Rosales Sierra sostiene que el Gobierno de la República busca establecer acuerdos con personas que pertenecieron a la estructura de Guerreros Unidos (GU) para profundizar en la investigación de lo que sucedió la noche del 26 de septiembre de 2014.

La tarde del miércoles 16 de junio, en la cabecera municipal de Iguala de la Independencia fue asesinado Humberto Velázquez Delgado, ex comandante regional de la Policía Investigadora Ministerial (PIM) y quien de acuerdo con el abogado Rosales Sierra, era investigado por los hechos del 26 de septiembre de 2014, cuando se registró el asesinato de seis personas y la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa.

Velázquez Delgado, quien también fue militar y por ello tenía el mote de “El Guacho”, estaba identificado como parte del grupo de “Los Tilos”, que eran uno de los principales brazos armados de Guerreros Unidos (GU), grupo delictivo al que se acreditan los ataques contra los normalistas rurales.

Con el asesinato, mucha de la información que “El Guacho” tenía sobre la noche del 26 de septiembre de 2014 ya se perdió.

Y como ese, dijo que hay por lo menos seis casos más, de personas que han sido asesinados y se han llevado los testimonios que pudieron aportar sobre lo sucedido.

“Son hilos que nos conducen al esclarecimiento de los hechos, pero de pronto la información se corta y ya no sabemos que hacer”.

Reconoce que de generarse más casos como ese, la investigación se puede complicar todavía más.

Los crímenes que afectan la investigación sobre el caso Iguala-Ayotzinapa se han registrado en varios puntos de los estados de Guerrero y Morelos, principalmente.

Indicó que hay más casos de personas implicadas que no han sido detenidas, de las que se sabe que tienen información importante sobre el caso, pero no se cuenta con los elementos necesarios para poder disponer de ellos.

Recordó que el nuevo Sistema Penal Acusatorio es más garantista, de tal suerte que una detención sin todos los elementos necesarios se puede caer con mucha facilidad.

Por esa razón, dijo que se ha considerado la posibilidad de establecer alguna medida de protección para personas que se encuentran en esa circunstancia, aunque es complicad porque implica establecer contacto y se corre el riesgo de pongan distancia de por medio.

Es en esa parte en la que se explora la posibilidad de tomar algunos acuerdos con ex integrantes de Guerreros Unidos.

En esa parte admite: “El Gobierno (federal) busca personas claves para establecer acuerdos, para buscar llegar a la verdad, a veces parece contradictorio, pero con los padres se ha dialogado para saber si se privilegia la justicia o llegar a la verdad”.

La postura de los padres de los 43, señala el abogado que ha sido muy clara: “Se trata de llegar a la verdad, pero sin renunciar a la justicia”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.