Ciudadanos piden el cierre de Ayotzinapa, el Congreso dice que no es el camino

0 316

– La petición se difunde en la plataforma de activismo Change.org
– La conducta de unos cuantos no debe marcar el destino de una institución, dice el presidente del Congreso, Alfredo Sánchez Esquivel

Rogelio Agustín

Tras el accidente en el que murieron dos personas, habitantes de la capital del estado utilizan la plataforma de activismo denominada Change.Org para promover la petición de que la Normal Rural de Ayotzinapa sea “clausurada cerrada”, argumentando que sus estudiantes de manera recurrente incurren en actos que afectan a terceros.
La jornada del viernes 17 de septiembre, un autobús que presuntamente era ocupado por estudiantes de la Normal Rural embistió al auto en que se desplazaba el destacado deportista marcial, Jacinto Palacios Celino y la señora Raquel Acosta, quienes regresaban de Tixtla después de atender un negocio particular.
Los ocupantes del auto compacto murieron calcinados, luego de que la unidad fue arrastrada por lo menos durante cien metros y se incendiara por completo.
Los funerales de las víctimas se desarrollaron el fin de semana, en tanto que en redes sociales comenzaron a ventilarse reclamos de personas que se asumen como agraviadas por los constantes hechos en que se involucran los estudiantes de la Normal Rural.
La petición en la plataforma de referencia, que intenta obtener por lo menos cien mil firmas para ser vinculatoria con las autoridades plantea la clausura y cierra de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos.
El argumento que se plantea es el siguiente: “Derivado de los actos que con frecuencia realizan los alumnos de la escuela normal rural Raúl Isidro Burgos, se solicita el cierre definitivo con el fin de erradicar los actos de violencia, vandalismo, secuestro y corrupción. Solicitamos se investigue y se haga una auditoría a los directivos de la institución y se haga justicia a diversos delitos cometidos por integrantes de los comités que conforman los líderes de el (sic) movimiento denominado nos faltan 43 o +43”.
Hasta las 17:00 horas, la petición en Change.org tenía 3 mil 500 firmas, algunas de ellas exponían argumentos en los que invocaban afectaciones provocadas por las protestas de los estudiantes.

El cierre no es la solución

Cuestionado sobre el tema, el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), Alfredo Sánchez Esquivel aseguró que pedir el cierre de una institución de esa naturaleza no es la ruta correcta.
“La institución ha dado servicio a hombres y mujeres que hoy imparten clases en la Sierra, la Montaña y las costas, en la propia capital del estado, gente que sin una institución de esa naturaleza no hubiera tenido la oportunidad de mejorar su condición de vida”, aseveró.
Reconoció que hay situaciones incorrectas, hechos que no se pueden secundar, pero agregó: “Eso no es pretexto para que se quiera pedir el cierre de una institución que es emblemática”.
Y sentenció: “Esa institución va a durar mucho más del tiempo que podamos durar nosotros en la faz de la tierra”.
Ante los cuestionamientos, dijo que la conducta de uno, o varios estudiantes no pueden marcar el destino del plantel, pues en el plan de estudios de Ayotzinapa no se encuentran las actividades que impliquen el robo de mercancías, la retención de unidades de transporte ni el bloqueo de carreteras.
“Lo que ahí se enseña es a ir a dar clases en las condiciones más inadecuadas, en las zonas de mayor precariedad, implica subir a la Montaña, a la Sierra, en lugares donde a veces ni siquiera hay un pintarrón”, aseveró.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.