Barranca de ‘La Carnicería’, la esperanza para saber que pasó con los 43

0 182

– Alejandro Encinas y Omar Trejo niegan la construcción de una nueva «verdad histórica»

Dassaev Téllez Adame

Cocúla, 21 de septiembre. – A solo 5 días de que se cumplan 7 años de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’ de Ayotzinapa, el fiscal especial para el caso en la Fiscalía General de la República (FGR), Omar Gómez Trejo y el Subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas encabezaron la visita a la barranca de ‘La Carnicería’, a escasos ochocientos metros del basurero de Cocula, lugar donde fueran encontrados restos de los normalistas Christian Alfonso Rodríguez Telumbre y Jhosivani Guerrero de la Cruz, así como otras 180 piezas óseas más.

Esto es para indicar que con esta visita no se quiere revivir la denominada ‘verdad histórica’, sino que las investigaciones en este lugar, donde han revisado al menos 8 mil metros cuadrados se continúan realizando, porque es un punto que ha sido clave en las investigaciones realizadas de noviembre del 2019 a la fecha.

Puntualizaron que han descubierto que diversas autoridades incurrieron en hechos ilícitos en las investigaciones, negando el acceso a la investigación y verdad de las familias.

Los funcionarios señalaron que ya se tienen declaraciones que en su momento no fueron llevadas a la justicia, vulnerando los derechos de las víctimas.

«La barranca de la Carnicería, representa para nosotros la esperanza de seguir en la búsqueda de los estudiantes…la búsqueda inicio cuando el Subsecretario Encinas llegó a Gobernación, pero en el momento que yo llego a la fiscalía, ahí reactivamos la búsqueda, porque la búsqueda no se hacía», señaló Omar Gómez.

Indicaron que esté lugar es importante para reivindicar la verdad del caso, ya que en este lugar se han encontrado restos de dos de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala; además de que se encontraron por lo menos otros 200 restos humanos y muchos de ellos, siendo que la mayoría de estos solo estuvieron expuestos a la intemperie y no al fuego, por lo que se descartó que hubieran sido calcinados.

También aclaro que “esta no es una construcción de una nueva verdad histórica, estamos siguiendo una línea de investigación para garantizar la verdad”; aclarando que continuarán realizando investigaciones en los lugares donde se haya descubierto que hubo fuego controlado; ya que podrían abrir una nueva línea de investigación.

«Llevamos dos años investigando y el hecho de encontrar un lugar diferente de lo que supuestamente se había encontrado en Cocúla y en el río San Juan, nos abre una gran línea de investigación completamente diferente», dijo.

Incluso aseguro que, a diferencia de la administración pasada encabezada por Enrique Peña Nieto, la investigación del caso Ayotzinapa ha tenido avances relevantes con testimonios, peritajes y documentos obtenidos de manera lícita.

Por eso dijo que esta barranca es un lugar “reivindicativo” a la llamada “verdad histórica”.

«Nosotros tenemos ya acusaciones que están siendo ventiladas ante los propios jueces (…) La barraca de la carnicería para nosotros representa una esperanza de seguir trabajando en la búsqueda de los estudiantes», expresó.

Antes de finalizar, preciso que a casi 7 años de la desaparición de los estudiantes, los lugares donde se pudo haber realizado un fuego controlado, de acuerdo a las investigaciones, no pueden arrojar muchos indicios, pero esta línea de investigación se mantendrá abierta.

Por otro lado, el Subsecretario Alejandro Encinas, indicó que existen muchas líneas investigación, debido a que hay más de 20 testigos participando, entre ellos propios victimarios privados de su libertad o que están en libertad por decisión de un juez.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.