Destituyen a contralor y destapa cloaca de la comuna porteña

0 504

– En ayuntamiento de Acapulco, asesor de seguridad cobra 900 mil pesos mensuales de aviadores
– Secretario general desvía 11 millones de pesos de pipas de agua
– Regidores de Acapulco tienen de 20 hasta 50 empleados

Javier Trujillo

Acapulco, Gro.- Luego de haber notificado a funcionarios del gobierno de Adela Román, por presuntas irregularidades, desvío de recursos, aviadores en la nómina y una abultada lista empleados de los regidores, fue destituido el contralor de Acapulco.

El ahora, ex contralor municipal, Francisco Torres Valdez, dijo que su destitución obedece a que había estado realizando auditorías internas, en distintas áreas del ayuntamiento porteño, en las cuales se han detectado diversas irregularidades administrativas.

Acusó de haber sido destituido a Ernesto Manzano Rodriguez, secretario general de la comuna porteña, sobre quien pesa una auditoria por el desvío de 11 millones de pesos.

«Se trata de un complot que encabeza Ernesto Manzano, Victor Román Román, quien en realidad manda en el ayuntamiento, el Secretario particular Edmundo García y todos los regidores de la comuna.

«Tenemos un informe de las auditorias en donde se establece un daño a la hacienda pública del municipio cometido por Ernesto Manzano, secretario general del ayuntamiento por el manejo de las pipas de agua», señaló el ex contralor municipal, Torres Valdez.

También mencionó que el funcionario le pidió hacer «contratos hechizos», y como se negó a comprobar los once millones de pesos, orquesto junto con los regidores de la comuna porteña, para darlo de baja y le impidieron con policías pasar a sus oficinas.

«Hubo una donación, por más de dos millones 700 mil pesos al ayuntamiento de Acapulco, por parte de Pemex y resulta que ese combustible lo recibían las gasolineras.

«Mis auditores, descubrieron que metieron facturas para cobrar ese combustible que era donado para los vehículos de la comuna porteña», reveló el ex contralor de Acapulco.

Además acusó que Jondalar Castillo tenía una nómina de mas de 300 personas que cobrar sin trabajar.

«Los 300 aviadores cobran más de cinco mil pesos, y le entregaban al asesor de seguridad de la Secretaria de Seguridad Pública, Jondalar Castillo, quincenalmente tres mil pesos cada uno lo que representa 900 mil pesos mensuales», aseguró.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.