No pasaron los exámenes de control y confianza

 

En medio  de la crisis de inseguridad con la que inició el 2017, el municipio de Chilpancingo se quedó con 24 policías menos, dado que no aprobaron los exámenes de control y confianza aplicados por el gobierno federal.

Marco Antonio Leyva Mena, presidente municipal de Chilpancingo, reconoció que su administración debió despedir a 24 elementos de la Policía Preventiva Municipal que no aprobaron los exámenes de control y confianza correspondientes, de tal suerte que el gobierno federal asignó el recurso correspondiente para pagar su liquidación, de tal suerte que procedió a separarlos de sus plazas.

El problema que se presenta, es que la capital de Guerrero se quedó solo con 111 policías, que deben dividirse en dos turnos para resguardar la ciudad.

Si bien reconoció que en Chilpancingo hacen falta policías preventivos municipales, recordó que hay una compensación con el personal que aportan corporaciones como la Policía del Estado y la Federal, lo que permite acumular hasta 300 elementos, aunque la necesidad todavía es mayor.

El primer edil recordó que en 2016 se gastaron más de 700 mil pesos en pagar los exámenes de aspirantes a ser parte de la policía que no pasaron los exámenes de control y confianza, razón por la que ahora se busca implementar un nuevo mecanismo para reclutar elementos.

Dijo que este año se buscará persona entre los jóvenes que culminen el Servicio Militar Nacional (SMN), ya que ellos tienen la ventaja de tener instrucción básica en el manejo  de armas, así como un adiestramiento físico auspiciado por mandos militares.

Solo en el inicio de año, Chilpancingo tiene un registro de 11 asesinatos, entre ellos el de una familia de universitarios integrada por una profesora, en médico del Seguro Social y un jugador del equipo Chivas Real Chilpancingo.

Deja tu opinión