En caso de que se dicte una sentencia condenatoria

 

El dirigente estatal del PRI, Heriberto Huicochea Vázquez anticipó que en caso de ser sentenciado por la presunta autoría intelectual en el asesinato de un sacerdote, el diputado local, Saúl Beltrán Orozco será expulsado de las filas de dicho instituto político.

Huicochea Vázquez aclaró que dicho instituto político no asumirá una actitud inquisitoria contra el todavía integrante de su fracción parlamentaria en el Congreso local, pero también sostuvo que no se tolerará ninguna actuación que se coloque al margen de la ley.

En todo caso, indicó que una vez que se ha solicitado el inicio de un Juicio de Procedencia contra el representante popular, la dirigencia del partido solicitará que la Comisión de Honor y Justicia le dé seguimiento al caso, para que una vez que exista una resolución, dicha comisión partidista resuelva la probable expulsión del también ex alcalde de San Miguel Totoapan.

“Nosotros no vamos a defender a nadie que infrinja la ley, aunque vamos a esperar a que las instancias resuelvan que es lo que sucede, porque el diputado también tienen derecho a defenderse”, anotó.

En todo caso, refirió que Beltran Orozco ya no será tomado en cuanta como militante activo por parte del Comité Directivo Estatal (CDE), que también estará pendiente de lo que las instancias legales resuelvan.

El actual presidente del CDE, anticipó que como instituto político, el PRI se mantendrá en una postura imparcial, de tal suerte que no incurrirá en ninguna situación que represente la posibilidad de influir en el trabajo de las instituciones encargadas de administrar justicia.

En todo caso, dijo que la sociedad tendrá la oportunidad de confirmar que en el tricolor existe la determinación de respetar el trabajo de las instituciones.

Deja tu opinión