El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, confirmó la existencia de «deudas» que no han sido comprobadas por la anterior administración que presidió el también priista Mario Moreno Arcos.

En entrevista, al concluir la presentación de la Primera Feria del Empleo en Chilpancingo, Leyva Mena habló ante los medios de comunicación sobre las acusaciones de partidos políticos de oposición, en relación a presuntos desvíos de recursos durante el transcurso de su administración.

Los regidores del Partido de la Revolución Democrática (PRD), han acusado en reiteradas ocasiones al coordinador del Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG), Efraín Zúñiga Cortés, por no aplicar ni transparentar los recursos económicos.

Ante ello, el alcalde priista se pronunció a favor de que los recursos públicos sean auditados por las autoridades correspondientes y resaltó que su gobierno no ha estado en contra de ningún proceso de evaluación a alguno de los servidores públicos.

«La sociedad merece que le digamos cómo se están utilizando los recursos y también debemos de decir cómo nos dejaron el ayuntamiento y eso también está en la cuenta pública y en las auditorías que de manera permanente se hacen», precisó el edil.

En relación a este tema, puntualizó que la administración pasada que fue presidida por Mario Moreno Arcos, no ha comprobado el destino de algunos recursos ante los órganos fiscalizadores, sin embargo, apuntó que «cuando se dejan deudas en un municipio, la ley da un plazo para comprobar, aun cuando se esté fuera de su cargo», resaltó.

-La situación financiera que usted ha mencionado ¿es resultado de la administración pasada?- «Yo creo que todo es parte, es normal en un proceso de la administración, y la misma ley nos da elementos para poder juzgar en qué momento se hicieron las cosas y en qué momento no, yo no quiero juzgar cuando la ley todavía le da espacio de comprobación a la administración anterior», concluyó Leyva Mena.

 

Deja tu opinión