Vecinos del predio habilitado como “centro de transferencia” de residuos sólidos, en Tierras Prietas, denunciaron que no fueron consultados por el dueño de la propiedad, para que el espacio fuera utilizado para albergar las toneladas de basura producidas en la capital.

El terreno se abrió desde hace más de 8 días, y es de uso exclusivo de las camionetas recolectoras del servicio privado, y se encuentra cerca del crucero hacia Tixtla, por el nuevo libramiento.

Según vecinos que habitan en el predio, el dueño hizo tratos con el gobierno municipal que preside el priista Marco Antonio Leyva Mena, para que el sitio albergara los residuos sólidos durante 8 meses, en tanto se lograba adquirir un predio y certificarlo ante las autoridades ambientalistas, para ser convertido en sitio de disposición final.

El mismo Leyva Mena, en días pasados aseguró que al dueño de la propiedad privada “Colonia Tierras Prietas Rotaria”, el ayuntamiento pagaría una cantidad de 60 mil pesos mensuales, casi medio millón de pesos hasta el mes de septiembre.

Durante una visita al lugar, se pudo comprobar la presencia de unas 500 toneladas de basura, y hermetismo de parte de las personas que ahí habitan.

Aunado a esa inconformidad de algunos vecinos, se suma que el titular de la Procuraduría de Protección Ecológica del Estado de Guerrero (PROPEG), José Pérez Victoriano haya informado hace algunos días que no abrirá ningún proceso sancionatorio contra el Ayuntamiento de Chilpancingo, como “solidaridad” y para no entorpecer en las acciones para que este, erradique la crisis generada por la basura.

Deja tu opinión