Se trata de las despensas que estaban abandonadas en almacén central del DIF 

 

Tres años después, el Poder Judicial local liberó una orden de aprehensión contra Nicolás Chávez Adame, el dirigente social que irrumpió en el almacén central del DIF para descubrir que miles de toneladas de ayuda humanitaria nunca fueron distribuidas entre los damnificados por la tormenta tropical Manuel y el Huracán Ingrid.   

Nicolás Chavez Adame, líder de la Asamblea Popular de los Pueblos de Guerrero (APPG), Nicolás Chávez Adame, dijo que la jornada del 5 de febrero, como parte del movimiento social en la entidad, tomó parte de una mesa de dialogo que se desarrolló con el gobernador Héctor Astudillo Flores.

El dirigente sostuvo que la relación de asuntos se desahogaba en buenos términos, hasta que se llegó al punto en que las organizaciones demandaban la destitución del titular de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), José Luis González de la Vega Otero.

Indicó que el gobernador consideró que dicha petición tenía su origen en un problema de tipo personal que existe entre Chávez Adame y el titular de la SEG, a partir de la confrontación política que sostuvieron durante la administración de Carlos Zeferino Torreblanca Galindo, cuando él sostuvo un plantón de casi dos años en las oficinas centrales de dicha dependencia.

“Me dijo que él no se metería en un pleito personal”, indicó el líder de la APPG.

Otro de los puntos que generaron fricciones entre la administración estatal y las organizaciones, fue el relacionado con la versión de que hay funcionarios de la administración pública relacionados con la delincuencia, de lo que se solicitaron pruebas que los dirigentes no pudieron presentar.

La orden de aprehensión que se reactivó en el Poder Judicial local, tiene que ver con una irrupción que Chávez Adame protagonizó en el almacén general del DIF-Guerrero, en febrero de 2014, cuando se descubrieron miles de toneladas de ayuda humanitaria que nunca llegó a los damnificados por la tormenta tropical Manuel y el Huracán Ingrid.

El 11 de febrero de 2014, Chávez irrumpió en el almacén central del DIF, ubicado en la colonia Jardines del Sur y junto con varios integrantes de la APPG encontraron apiladas miles de toneladas de ayuda humanitaria, de la que parte importante ya estaba en mal estado.

El descubrimiento generó malestar social en todo el país, principalmente en las fundaciones que hicieron el esfuerzo de enviar ayuda para los guerrerenses que resultaron afectados por las lluvias del 14, 15 y 16 de septiembre.

La administración del entonces gobernador, Angel Aguirre Rivero promovió una denuncia penal contra el dirigente de la Asamblea Popular, la cual se emitió tres años después de la irrupción, lo que el dirigente consideró como irregular.

Deja tu opinión