Chilpancingo 16 de febrero.- Elementos de la Policía Municipal, demandaron al Ayuntamiento de Chilpancingo ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo, por el despido injustificado de 24 uniformados que no aprobaron los exámenes de control y confianza.

En conferencia de prensa, los inconformes detallaron que la mayoría de los 24 afectados, recibieron una “notificación de baja” el pasado 28 de diciembre, firmada por el secretario de Seguridad pública Municipal, Esteban Espinoza Montoya, en la que se señalaba que habían reprobado los exámenes de control y confianza.

Sin embargo, el rechazo hacia esa resolución, surgió porque en el documento que les fue entregado, no se anexan los resultados de las pruebas a las que fueron sometidos durante el 2015 y 2016, con las cuales puedan tener certidumbre del trámite.

“Debió de haber venido con su respaldo, para que nosotros estuviéramos dados de baja definitivamente, que no pudiéramos nosotros laborar como policías municipales, cosa que no es así”, resaltó uno de los inconformes.

El grupo de notificados, acudió el 9 de enero al Palacio Municipal, para solicitar una audiencia con el alcalde Marco Antonio Leyva Mena, misma que hasta la fecha no se ha concretado.

Posteriormente, haciendo valer su derecho, se reunieron con el Consejo de Honor y Justicia, que es presidido por el síndico procurador Miguel Ángel Hernández Gómez para presentar documentos y elementos probatorios sobre la acción “injustificada” a la que fueron sujetos, misma que Hernández Gómez dijo desconocer.

Los 24 afectados, suman 3 quincenas sin recibir el pago salarial, y solo se les ha “prometido” el pago de 29 mil 200 pesos -que será solventado por el Programa de Fortalecimiento para la Seguridad (FORTASEG)- por concepto de liquidación, el cual aseguraron como injusto, tomando en cuenta la antigüedad en la corporación de los elementos policíacos, que van desde los 8 hasta los 15 años.

En diciembre, Leyva Mena informó que el Ayuntamiento de Chilpancingo tendría que gastar más un millón de pesos, para solventar el pago de liquidaciones a una veintena de policías municipales, que reprobaron los exámenes de control y confianza.

 

Deja tu opinión