La captura de “El Tequilero”, entre sus principales retos

 

El gobernador Héctor Astudillo Flores reconoció que no se ha podido contener el problema de la violencia en Chilpancingo, que la mayoría de las personas que son asesinadas están relacionadas con el crimen organizado, sostuvo que hay policías comunitarias creadas por consigna de la delincuencia, también admitió que uno de sus grandes pendientes es la captura de Raybel Jacobo De Almonte, alias “El Tequilero”.

En un encuentro con el grupo “Cuicalli” de Chilpancingo, el jefe del Poder Ejecutivo local sostuvo que a partir de la coordinación entre los tres niveles de gobierno, el problema de la inseguridad se ha logrado contener en el puerto de Acapulco, aunque no es el caso de Chilpancingo.

Astudillo Flores destacó que son varios los mecanismos que se han puesto en marcha para contener la confrontación entre grupos delictivos en la capital del estado, prueba de ello es que varios de los cadáveres que son llevados desde otros municipios aparecen en las entradas de la ciudad, ya que la policía impide que se les tire en las calles de las colonias o el centro.

Sostuvo que la mayoría, no todas, las personas que mueren en hechos violentos están relacionados con el crimen organizado, aunque reiteró que no se trata de todos los casos.

En el caso de la capital, destacó que su posición estratégica para el trasiego de la droga, la convierten en una ciudad que las organizaciones delictivas pretenden controlar para sus proteger sus intereses.

A la par de las organizaciones criminales, destacó que hay un problema más que está representado por el surgimiento de policías comunitarias que manejó con un entrecomillado verbal.

La observación, dijo que la hace porque está visto que existen policías “comunitarias” que en realidad se integran bajo consigna de la delincuencia organizada.

Entre otras cosas, reconoció que uno de los grandes pendientes que enfrenta su administración es la captura de Raybel Jacobo de Almonte, secuestrador conocido bajo el alias de “El Tequilero”, cuya operación ha propiciado que desde diciembre de 2016 haya más de 60 escuelas declaradas en paro laboral, pues los maestros tienen miedo de ser víctimas de secuestro.

Deja tu opinión