El presidente de la Cámara Nacional del Comercio (CANACO) en Chilpancingo, Víctor Manuel Ortega Corona señaló que desde el asesinato del líder de comerciantes del Mercado Baltazar R. Leyva Mancilla, Juan Serrano Moreno, el 4 de abril del año pasado, ya existía una «alerta» hacia el sector empresarial.

El dirigente empresarial, señaló que posterior al asesinato de Serrano Moreno, algunas cámaras comerciales ya habían dado alertas a las autoridades de gobierno, que no fueron atendidas y posteriormente sucedió el caso lamentable de Carlos Cruz Islas, ex dirigente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (CANACINTRA).

Cruz Islas desapareció el 28 de febrero, y un par de días después fue hallado muerto en un paraje de Zumpango.

Ortega Corona recriminó la ineficacia del gobierno municipal, que encabeza Marco Antonio Leyva Mena, principalmente porque se ha encargado de exhortar a los empresarios a denunciar extorsiones, cuando no hay certeza de que la seguridad será garantizada.

Insistió que después del asesinato del comerciante, que fue hallado el viernes, ninguna autoridad del gobierno estatal ni municipal, ha buscado una reunión con el sector comercial, para abordar el tema de seguridad, toda vez que la Fiscalía Especializada para el Sector Económico, sigue sin funcionar.

Relató que entre los comerciantes existe temor, porque puedan ser víctimas de secuestros de los grupos delictivos o de algún acto similar al que vivió Cruz Islas.

 
 
Deja tu opinión