Seis días después, la Comisión Instructora del Congreso local analizará  los elementos de prueba que solicitó a la Fiscalía General del Estado (FGE) en contra del diputado local Saúl Beltrán Orozco, contra quien pesa una orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado.

La jornada del jueves 16 de marzo, la FGJ  a cargo del abogado Javier Olea Peláez hizo llegar al Congreso del estado la documentación que la Comisión Instructora solicitó, para revisarla y estar en condiciones de emitir un dictamen en torno al Juicio de Procedencia iniciado contra el diputado local del PRI, Saúl Beltrán Orozco.

El presidente de la Comisión Instructora, Iván Pachuca Domínguez, había señalado que en cuanto llegara la documentación requerida, los diputados encargados de dar seguimiento al juicio iniciado contra Beltrán Orozco la analizarían y se emitiría un dictamen lo antes posible.

Sin embargo, los documentos llegaron al Poder Legislativo desde el jueves de la semana pasada, pero se canalizaron al área técnica y será hasta la mañana del miércoles 22 cuando se presente a los demás integrantes de la Instructora.

Han pasado seis días desde que la FGE entregó la documentación que se relaciona con la averiguación previa y la orden de aprehensión que relacionan al diputado Beltrán -también ex alcalde de San Miguel Totolapan- con el delito de homicidio calificado.

Aunque los cinco integrantes de la Comisión Instructora están convocados para este miércoles, aún no se tiene una fecha para la probable emisión del dictamen.

El desafuero del diputado Beltrán, es uno de los condicionamientos que plantean los habitantes de San Miguel Totolapan para reactivar las actividades en más de 60 escuelas que permanecen cerradas desde diciembre de 2016, cuando detonó un movimiento de autodefensa en contra del grupo delictivo conocido como “Lo Tequileros”.

 

Deja tu opinión