La alcaldesa de Mártir de Cuilapan, Felícitas Muñiz Gómez advirtió que sus detractores pretenden vincularla con el crimen organizado, con la intención de forzarla a dejar el cargo que ganó en las urnas.

Muñiz Gómez recordó que desde que fue postulada como candidata, los grupos que han ocupado el poder en dicho municipio, perteneciente a la región Centro del estado, anticiparon que de ninguna manera permitirían que tuviera la mínima oportunidad de ganar.

Una vez que logró superar la prueba de los comicios, el grupo de opositores se reagrupó con la intención de impedir que consolidara un trabajo ordenado, de ahí que desde el arranque de su administración la constante hayan sido los conflictos internos.

Se presentó un Juicio Político en el Congreso local, mismo que se ha fundamentado con el señalamiento de que existen obras fantasmas, de que no hay gobernabilidad interna y, entre otras cosas, de que existe una constante malversación de los recursos públicos.

El señalamiento más grave, es el que va en el sentido de que ha pactado con grupos del crimen organizado, adjudicándole la desaparición de uno de sus detractores, así como un supuesto atentado a balazos contra un integrante del cabildo, el cual no pudo sustentar su dicho una vez que fue interrogado por las autoridades.

“Es muy curioso que el señor sindico haya manifestado que fue atacado a balazos, que su vehículo muestre varios impactos y que él no presente un solo rasguño”, indicó.

Negó que pese al encono de sus oponentes, ella haya optado por buscar una alianza con alguna organización delictiva con la intención de amedrentar a sus adversarios.

Consideró importante deslindarse, para no dejar ningún espacio para la sospecha, dado lo delicado del tema en el que pretenden vincularla.

Indicó que de ninguna manera sostendría una alianza de facto con grupos que operan al margen de la ley, cuando está visto el daño que se ha causado a la sociedad al no encontrar la manera más eficaz de frenar el crecimiento de los mismos.

Deja tu opinión