• Si no puede que renuncie, plantea coordinador del MC

El bloque integrado por los diputados del PRI, PAN y PVEM frenaron un punto de acuerdo con el que se planteaba que el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez compareciera ente el Congreso local.

En el inicio de la semana, El País difundió una entrevista del fiscal Olea Peláez, en la que abiertamente declara que no puede con el problema  que representa actualmente la inseguridad pública.

Este jueves, en la sesión que sostuvo el Pleno del Congreso local, el coordinador de la fracción parlamentaria del Movimiento Ciudadano (MC), Ricardo Mejía Berdeja de entrada señaló que si en verdad el fiscal no puede con el problema, lo más importante será que renuncie al cargo.

Sin embargo, solicitó que antes de que Olea se vaya del cargo, acuda a comparecer para que explique las actividades que ha desplegado para contribuir en la disminución de los los hechos de violencia.

Refirió que ya son 15 meses los que Olea lleva al frente del órgano encargado de investigar los delitos, en los que hasta la fecha, solo se ha mostrado incapacidad.

Recordó que cuando acudió ante los diputados para solicitar el voto a favor, aseguró que limpiaría a la Policía Ministerial del Estado (PME), además que tendría la decisión necesaria de enfrentar al crimen, puntualizó el presidente de la comisión de Seguridad Pública.

 “No pueden los delincuentes tener arrodillada a la sociedad” y detalló las cifras que imperan en la entidad que la colocan como uno de los estados más violentos del país, con una tasa de homicidios que al cierre de 2016 superó en un 365% la media nacional.

Eso implica que al cierre de 2016, había en Guerrero un promedio de 51 homicidios por cada cien mil habitantes.

Hizo referencia al delito de extorsión, el cual sostuvo, se ha convertido en   una epidemia estatal, para muestra retomó el anuncio hecho por el restaurante Petra  de Acapulco, que pese a estar ubicado a pocos metros de una Base de Operaciones Mixtas (BOMUS), recientemente fue objeto de  un asalto a mano armada.

El atraco se genero lo mismo contra los propietarios y clientes, razón por la que dicho negocio fue cerrado en forma definitiva.

También recordó que el fiscal Olea no cumplió el compromiso de detener a Raybel Jacobo De Almonte, secuestrador conocido bajo el alias de “El Tequilero”, por cuya culpa se paralizaron durante casi tres meses las actividades académicas en el Municipio de San Miguel Totolapan, en la región de la Tierra Caliente.

Por eso insistió: “Es urgente que venga el Fiscal, lo hemos dicho claro, si no puede que renuncie, pero también tiene que rendiré cuentas a esta soberanía, que es un órgano autónomo teóricamente, y si no tiene las herramientas que dice no tener, es al Congreso a quien debe explicarle”.

El punto de acuerdo no alcanzó los votos necesarios para aprobarse como de urgente y obvia resolución, por lo que se turnó a comisiones para su revisión y análisis.

  

Deja tu opinión