Julio César Vargas Calvo, delegado de gobierno de Guerrero en la región de la Costa Grande, fue privado de su libertad por un comando, en el puerto de Zihuatanejo.

Los hechos se registraron la noche del sábado aproximadamente a las 22:00 horas y de inmediato se realizó un despliegue policiaco-militar para la búsqueda y rescate del funcionario del gobierno estatal.

Lo anterior fue confirmado por el portavoz del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Álvarez Heredia, quien señaló que hombres armados lo habían privado de su libertad.

Según los primeros reportes, se informó que Julio César Calvo, fue interceptado en pleno centro del puerto de Zihuatanejo, en la avenida Paseo Las Palmas y que hombres armados se lo llevaron.

Por lo que elementos de la Base de Operaciones Mixtas (BOM), implementaron un operativo de búsqueda y rescate desde anoche y el mismo continúa, en diversas colonias de Zihuatanejo y del puerto de Ixtapa.

Vargas Calvo, se desempeña como representante del gobierno del estado de Guerrero en toda la región de la Costa Grande de la entidad.

El despliegue de las fuerzas federales en el binomio de playa para la localización de Vargas Calvo, se realizó en las colonias Centro, Vicente Guerrero, Los Barriles, La Correa, Buenos Aires y Emiliano Zapata, entre otras.

 

Su hermano, abatido por militares en enfrentamiento

 

El pasado 24 de julio del 2016 su hermano, Carlos Vargas Escobar, también hijo del notario público número 2 de Zihuatanejo, Carlos Francisco Vargas Nájera, murió en un enfrentamiento entre soldados del Ejército mexicano y presuntos integrantes de un grupo criminal.

De acuerdo con informes oficiales, el hombre que cayó muerto en aquella ocasión era hermano de Julio Cesar Vargas, exdirector del Registro Público de la Propiedad y actualmente delegado de gobierno en la administración de Héctor Astudillo Flores en la Costa Grande.

En aquella ocasión, los hechos ocurrieron en el punto conocido como La Salitrera, del municipio de Zihuatanejo, la madrugada del domingo y falleció en un enfrentamiento, tras un ataque a militares por parte de los civiles armados que viajaban a bordo de una camioneta negra, marca Audi tipo Q7, placas GWF-2158 del estado de Texas en Estados Unidos.

Tras la captura de dos hombres y abatir a Vargas Escobar, hijo del notario Francisco Vargas Nájera, ex sub procurador de la Procuraduría General de Justicia en 1997 durante el primer periodo de gobierno de Ángel Aguirre Rivero.

Se informó que en el enfrentamiento al menos dos militares habrían resultado heridos por disparos de arma de grueso calibre, y fueron hospitalizados en un nosocomio del puerto de Zihuatanejo.

Deja tu opinión