Cayeron abatidos durante la Guerra Sucia de los 70s

 

 

A 42 años de caer en combate, los restos de dos guerrilleros bajo las órdenes de Lucio Cabañas Barrientos serán entregados a sus familias, para ser sepultados en sus lugares de origen.

Nicomedes Fuentes, integrante de la extinta Comisión de la Verdad en Guerrero, explicó que se trata de Eliseo Flores Vázquez y Martín Nario Orgánez, quienes murieron a manos de personal del Ejército Mexicano, tras luchar en el lado de Lucio Cabañas, fundador del Partido de los Pobres (PDLP).

Para el Centro de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón, Eliseo y Nazario son considerados como víctimas de la Guerra Sucia, como se conoce a la década comprendida entre 1969 y 1979.

La ubicación e identificación de los restos de ambos guerrilleros es producto de del trabajo realizado por la ComVerdad, en una investigación ciudadana que conduce a un juicio popular, el cual se indica, no castiga penalmente a los perpetuadores de la Guerra Sucia, pero que sirve como antecedente que demuestra que el poder gubernamental y político han peleado por perpetuar las injusticas que sirven a sus intereses, utilizando para ello al Ejercito Mexicano.

Ellos permanecieron en calidad de desaparecidos durante casi medio siglo.

Este jueves serán recibidos por sus familias y podrán darles la sepultura correspondiente, el Centro de Derechos Humans de Chilapa sostiene que no debería de negárseles la reparación del daño, al igual que el acceso a la justicia.

La ceremonia se desarrollará este jueves por la tarde en Chilpancingo, Eliseo será sepultado en Chilapa, mientras que Martín regresará hacia Atoyac, en la Costa Grande de Guerrero.

Deja tu opinión