El diputado Isidro Duarte Cabrera declaró que el Partido de la Revolución Democrática no politizará los asesinatos y secuestros perpetrados contra sus dirigentes pero exige justicia y celeridad en las investigaciones para aclarar los atentados.

El legislador estatal informó que al interior del PRD, tanto nacional como estatal, hay disposición para contribuir en el esfuerzo por regresar a Guerrero a la tranquilidad y a la paz, a partir de un diálogo responsable y sin descalificaciones.

Informó que ayer se realizó en un hotel de Acapulco una reunión  de trabajo entre el Comité Ejecutivo Nacional y el Comité Directivo estatal para trazar una ruta de acción frente a los más recientes hechos de violencia.

Dijo que al encuentro asistieron Alejandra Barrales y Beatriz Mojica, presidenta y secretaria general del PRD nacional, Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de la Ciudad de México el presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez, así como el dirigente estatal del PRD, Celestino Cesáreo y la mayoría de los diputados locales.

Apuntó que el viernes pasado una delegación integrada por dirigentes nacionales y estatales se reunió con el secretario de Gobierno, Florencio Salazar, para demandarle una acción más efectiva en el esclarecimiento de los asesinatos de Demetrio Saldívar y Ambrosio Soto, así como resultados en torno al secuestro de Catalino Duarte.

El funcionario público ofreció presentar, en fecha próxima, un esquema de combate a la inseguridad, elaborado por el gobierno federal que incluya a todos los actores políticos y sociales, declaró Duarte Cabrera.

Respecto de los resultados alcanzados por la Fiscalía General del Estado, luego de que ya fue consignado el presunto asesino de Saldívar Gómez, comentó que se trata de un avance pero habrá que esperar a la conclusión del caso para emitir opiniones.

Indicó que no se debe especular y mucho menos manipular la verdad en torno a los asesinatos de perredistas, puesto que el hacerlo enrarece el ambiente político y entorpece el esclarecimiento de los hechos.

Insistió que el PRD tiene el ánimo de contribuir a la pacificación del estado y no va a politizar la violencia, ni siente que haya una escalada en contra de sus militantes, toda vez que se trata de una constante general en todo el estado, que hoy vive en la zozobra.

En cuanto a la necesidad de traer un comisionado a Guerrero y la renuncia del gobernador Astudillo como han dicho algunas voces perredistas, dijo que no sería la solución y abonaría a la ingobernabilidad al debilitar a las instituciones locales.

Nosotros creemos que es en el combate a la pobreza y en la educación donde debemos poner énfasis para reducir los índices de criminalidad, apuntó Isidro Duarte.

Asimismo informó que el 7 de mayo en Chilpancingo se realizará una marcha por la justicia y en contra de la impunidad y la violencia, a la que asistirán miembros del Comité Nacional de PRD.

Zona de los archivos adjuntos

Deja tu opinión