• Hay que ir al origen de la violencia extrema

 

 

El gobernador Héctor Astudillo Flores lamentó el asesinato cometido en agravio del ex diputado local Roger Arellano Sotelo y su tío Octavio Arellano Eloísa, ex dirigente del comité municipal del PRD en Acapetlahuaya.

En Chilpancingo, el jefe del Poder Ejecutivo local comentó que la mañana del lunes sostuvo una reunión con el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Ignacio Olea Peláez para recibir información sobre el tema.

Recordó que junto con Roger Arellano fueron integrantes de la 60 Legislatura local, por lo que en el trayecto del quehacer parlamentario forjaron una amistad personal.

Destacó que en su momento, la FGE habrá de informar lo que le sea posible en torno a los avances que registran las investigaciones, cuidando siempre el no trastocar los ordenamientos contenidos en el Nuevo Sistema Penal Acusatorio (NSPA).

También dijo que ya sostuvo comunicación al respecto con el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), Pedro Almazán Cervantes, para efecto de establecer algunos criterios respecto a como manejar este momento de crisis.

En esa parte, el jefe del Ejecutivo aseveró que es necesario ir al origen de la violencia extrema que se está observando, no solo limitarse a recoger los cadáveres.

“Hay que ir al punto central en donde están haciendo esto; porque ya se está haciendo algo reiterado que haya actos salvajes como los que hemos ido encontrando, entonces se están haciendo operaciones para encontrar en donde lo hacen, para ir más allá de solo encontrar a la gente en las condiciones en que las dejan”, apuntó.

La mañana del domingo, en la colonia San Lucas de Chilpancingo se encontró el cadáver de un niño de 13 años, el cual mostraba huellas de tortura, pese a que los perpetradores lo envolvieron en bolsas negras.

El asesinato cometido en agravio del menor generó conmoción en la sociedad.

Para la madrugada del lunes, en una camioneta abandonada se encontraron ocho cadáveres también con huellas de tortura.

Horas después, el gobernador habló sobre la necesidad de llegar al punto de origen de la violencia extrema, para que el papel de las autoridades no se limite solo a recoger los cadáveres en condiciones lamentables.

Deja tu opinión