• A balazos, en Ciudad Altamirano

 

El abogado Modesto Carranza Catalán, suplente del diputado local priísta, Saúl Beltrán Orozco fue asesinado la tarde del lunes 10 de abril en su domicilio ubicado en Ciudad Altamirano, cabecera municipal de Pungarabato, en la Tierra Caliente de Guerrero.

El vocero oficial del Grupo de Coordinación Guerrero (GCG), Roberto Alvarez Heredia confirmó el deceso, aunque aclaró que los detalles los obtendría tras intercambiar datos con el titular de la Fiscalía General del Estado (FGE), Javier Olea Peláez.

 

De acuerdo con reportes policiacos, Carranza Catalán, también ex síndico de Ajucitlán del Progreso fue atacado cerca del mercado Salvador Santamaría, poco después de las 18:00 horas, aproximadamente a cien metros de la catedral de San Juan Bautista.

Era un militante activo del PRI en la Tierra Caliente del estado, actualmente se desempeñaba como asesor jurídico del ayuntamiento de Coyuca de Catalán, que preside su compañero de partido Abel Montufar Mendoza.

En el directorio de la 61 Legislatura de Guerrero, Modesto Carranza aparece como suplente del diputado local del PRI, Saúl Beltrán Orozco, quien fue electo por el distrito electoral número 17.

Beltrán Orozco enfrenta un Juicio de Revocación de Mandato a partir de la existencia de una orden de aprehensión en su contra, por el delito de homicidio calificado.

Al representante popular se le comprobó su compadrazgo con Raybel Jacobo De Almonte, líder de la banda de “Los Tequileros”, que operan principalmente en San Miguel Totolapan, Ajuchitlán del Progreso y Arcelia.  

No es la primera ocasión en que ocupa dicha posición, en la 59 Legislatura fue suplente de Orbelín Pineda Maldonado, quien dejó la curul seis meses antes de terminar su periodo de ejercicio constitucional para contender y ganar la presidencia municipal de Coyuca de Catalán, lo que permitió a Modesto ser diputado durante medio año.

El ataque se registró en una casa que Carranza Catalán tenía cerca del mercado central, aún con vida, paramédicos de la Cruz Roja lo trasladaron hacia una clínica que se ubica sobre el boulevard Altamirano-Tlapehuala, sin embargo murió cuando se le ingresaba en el lugar.

Personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) y de diferentes corporaciones establecieron un cerco perimetral en torno a la clínica, solo para resguardar el trabajo del Ministerio Público, que acudió a realizar las diligencias de rigor.

Además de ser militante del PRI, Modesto era un abogado especializado en materia laboral, su despacho tenía ganados varios laudos a diferentes ayuntamientos de la Tierra Caliente.

 

Ya antes sufrió amenazas de muerte

 

El 20 de diciembre de 2010, el Pleno del Congreso local aprobó de forma unánime, una solicitud de licencia presentada por Modesto Carranza al cargo de síndico en el cabildo de Ajuchitlán del Progreso.

En aquel tiempo, el secretario de la Comisión Instructora, Catalino Duarte Ortuño declaró que en realidad Modesto había dejado de fungir como síndico dos meses antes, a partir de las amenazas que recibió por parte del crimen organizado.

Antes, en el mes de marzo de 2010, el político asesinado había tomado protesta como presidente de la Asociación de Síndicos del estado de Guerrero, en un evento en el que aseguró que en los municipios en que no existen auxiliares del Ministerio Público, el síndico tiene entre sus funciones la administración de justicia, lo que los coloca en una posición de mucha vulnerabilidad.

Poco después de asumir dicho cargo, Modesto Carranza no solo debió dejar la sindicatura, también se desplazó hacia Chilpancingo para evitar que se hicieran efectivas las amenazas que había en su contra.  

Deja tu opinión