Aunque los padres de familia han requerido el envío de personal docente, hasta el momento no hay maestros suficientes para atender a la comunidad indígena de El Coyul, municipio de Cochoapa el Grande.

Cochoapa es considerado el municipio más pobre del país, luego de segregarse de Metlatónoc, ambos ubicados en la parte alta de la región Montaña.

Desde hace un par de años, los padres de familia y directivos han solicitado el envío de personal docente suficiente en el Centro de Educación Preescolar Indígena “30 de abril” , así como en la primaria Federal Bilingüe “Ignacio Manuel Altamirano”, que son los únicos centros educativos con los que cuenta dicha localidad.

En ambos casos se enfrenta un problema de sobrepoblación, de tal manera que el personal docente es insuficiente y no cuentan con la infraestructura necesaria para garantizar a las niñas y niños Na savi su derecho a la educación.

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña (CDHM), Tlachinollan, señaló que en diferentes momentos, madres, padres de familia y autoridades comunitarias han solicitado a la Secretaría de Educación de Guerrero (SEG) que tome las acciones encaminadas a garantizar de manera efectiva dicho derecho.

Sin embargo, Abel Barrera Hernández, director del CDHM reprocha que hasta el momento, la SEG no haya hecho nada.

El 16 de noviembre de 2016, autoridades municipales y la Asociación del Comité de Madres y Padres de Familia del Preescolar “30 de abril” y representantes de la Asociación del Comité de Madres y Padres de Familia  de la Escuela Primaria Federal Bilingüe “Ignacio Manuel Altamirano”, interpusieron ante Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (CODEHUM) una queja formal “por actos violatorios a los derechos humanos, cometidos de manera directa por el Secretario de Educación Guerrero, el Director de educación Guerrero y el Delegado  Regional de Servicios Educativos de la Montaña Alta, en agravio de las y los pobladores de la comunidad de El Coyul.

La agravante principal fue conculcar el derecho a la educación.

El 29 de marzo de 2017, la CODEHUM notificó a la SEG la recomendación 022/2017 en la que -por acciones y omisiones- reconoce la vulneración al derecho a la educación y de petición de la niñez indígena de El Coyul, por lo que pide al Titular de la Secretaría de Educación de Guerrero, Lic. José Luis González de la Vega que a la brevedad posible adopte las medidas pertinentes para proveer de forma permanente el número de docentes que se necesitan para cumplir con los dos planteles de la comunidad de referencia.

Aunque la SEG ya fue notificada, hasta la fecha no ha contestado, ni tomado acción respecto de la recomendación emitida, lo que implica un acto de desacato.

Barrera Hernández explicó que desde su fundación en 1982, el Centro de Educación Preescolar Indígena “30 de abril” había sido atendido por un solo docente, quien tenía a su cargo la dirección, la administración, la intendencia y además un número superior a los 80 niños y niñas.

A partir del año 2012 llegó otro docente, pero la matrícula aumentó.

En el ciclo escolar 2012-2013 se atendía a 90 alumnas/os; en 2013-2014 a 115 alumnos; en 2014-2015 a 138 alumnos. Arbitrariamente, en el ciclo 2015-2016 la SEG expidió una circular en el que específica que si no se contaba con suficientes docentes, no era necesario que se atendiera el primer grado, dejando un total de 50 niñas y niños sin el goce pleno al derecho de la educación, lo que Berrera considera como algo muy grave.

Actualmente se atiende a un total de 93 alumnos del ciclo escolar 2016-2017, sin atender el primer grado, lo que afecta por lo menos a 30 alumnos.

Respecto a la primaria bilingüe “Ignacio Manuel Altamirano”, señaló que hay 12 grupos con 279 alumnos, quienes son atendidos por siete docentes, una de ellas funge como directora y maestra.

Deja tu opinión