Con argucias, la empresa evade responsabilidades

El secretario del Trabajo y Previsión Social del estado, Óscar Rangel Miravete confirmó que no habrá despidos de los trabajadores que estuvieron en paro en las sucursales de SAMS, Walmart y Aurrerá en cinco municipios de la entidad, pero también admitió que los empleados no lograron el pago que reclamaban.

De forma inédita, la mañana del domingo 21 de mayo, empleados de las sucursales de la cadena Walmart en Chilpancingo y Ciudad Altamirano comenzaron un paro laboral para reclamar el pago justo de sus utilidades, por lo que explicaron que el año pasado se les cubrieron 2 mil 500 pesos, pero en 2017 solamente les cubrieron 300 pesos cuando mucho.

Para el lunes 22, el paro se extendió hacia sucursales de Acapulco y Tixtla, pero ya entrada la tarde abrieron tras firmar una minuta de acuerdo con la patronal. 

Los inconformes no consiguieron que les pagaran más de lo que ya había liberado la empresa.

El titular de la STPS explicó que participó en una reunión que se desarrolló entre los representantes de los trabajadores de cada tienda y los apoderados de Walmart, con la intención de resolver el conflicto.

La empresa explicó que hace un año se les otorgó un bono de productividad, el cual se pagó por alcanzar las metas de ventas y que ese apoyo se entregaba junto con las utilidades.

Este año solamente se pagaron las utilidades, ya que el bono de productividad no es una obligación contractual, simplemente se trata de una compensación voluntaria.

Lo que se consiguió, es el acuerdo de que a partir del primero de junio, la empresa realizará una revisión puntual de los informes de ganancias reportados por Walmart a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) del gobierno federal, para verificar que no se evada el cumplimiento de las obligaciones que se tienen con los trabajadores.

Un grupo de trabajadores que tomaron parte del movimiento, relataron que la empresa pone en marcha algunos trucos para que los empleados no puedan reclamar beneficios mínimos, pues pertenecen a tres distintas empresas; Walmart de México, Operadora Walmart de México y Servicio Administrativo.

La mecánica es la siguiente: Operadora Walmart de México tiene registrados a los empleados, mientras que Walmart de México es la que recibe las ganancias que se generan en las tiendas.

El principal logro de las mesas de dialogo, de acuerdo con Rangel Miravete, es que la empresa se comprometió a no despedir a ninguno de los trabajadores que participaron en el paro.

 

Deja tu opinión