Personal del Ejercito Mexicano y la Policía del Estado confirmaron el hallazgo de dos fosas clandestinas con al menos siete cuerpos en su interior, en la comunidad de Agua Zarca, municipio de Ajuchitlán del Progreso, en la Tierra Caliente de Guerrero.
Aunque el hallazgo se reportó desde la tarde del martes 30 de mayo, fue hasta la mañana del miércoles 31 cuando personal del Ejército Mexicano, la Policía del Estado y de la Fiscalía General del Estado (FGE) se trasladaron al punto referido para corroborar la veracidad de la información.
De manera inicial, se supo que pobladores de Agua Zarca denunciaron a la policía del estado que los cadáveres estaban semienterrados y que en su proceso de descomposición contaminaban el agua de un arroyo del cual de abastecen.
Los estatales acudieron a dicho lugar y confirmaron el hallazgo, pero fue hasta la mañana del miércoles en que se ordenó el traslado de los refuerzos.
Hasta la tarde del 31 de mayo se tenía afianzado el dato de siete cadáveres recuperados, pero los trabajos de búsqueda seguían.

Deja tu opinión